4 mitos y verdades para curar una quemadura por fuego, ¿has usado alguno de estos?

Las quemaduras son algo más común de lo que parecen, se estima que a los hospitales y clínicas de todo el mundo ingresan entre un 25 a 30% de pacientes durante el mes a causa de aluna quemadura. Esta cifra ha sido tomada de información que emite cada centro de atención de salud y resulta bastante relevante en relación a las demás patologías que pueden ingresar.

quemaduraSiendo así existe una clasificación según la gravedad de la quemadura, clasificación que se expresa de la siguiente manera:

  • Quemaduras de primer grado: Estas quemaduras afectan la epidermis o área exterior de la piel, estas quemaduras no representan problemas ya que con tratamiento podrán sanar rápido y casi sin dejar cicatrices.
  • Quemaduras de segundo grado: Estas quemaduras tienen incidencia directa en la epidermis y la dermis siendo estas dos capas de la piel las que protegen de los rayos solares. En este caso puede notarse inflamación coloración rojiza y formación de ampollas. Debe tenerse un mayor cuidado con estas para su mejoría.
  • Quemaduras de tercer grado: Esta quemadura afecta ambas capas dañando las capas de la piel llegando hasta los músculos, la herida suele ser una quemadura grave que debe tratarse bajo estricta vigilancia médica.
  • Quemaduras de cuarto grado: Estas quemaduras son muy fuertes ya que pueden llegar al hueso y afectan a los músculos. Estas deben tratarse en centros de salud y son muy delicadas.

Pero en el hogar, trabajo o viaje si sufrimos una quemadura podemos sanarnos si son de primero o segundo grado. ¿Pero que es real y que no? Seguro hemos escuchado de qué hacer con las heridas por consejos de un familiar o amigo. Pero no todo funciona aquí te muestro una lista de 4 mitos y verdades al curar una herida por fuego.

  1. Ajo machacado directo a la herida por quemadura: este mito ha sido aclarad por muchos dermatólogos en cuanto a la acción del ajo sobre una herida, la verdad es que no debes aplicarlo en la quemadura pues el ajo posee acidez que te generara una quemadura del tipo química y tardara más en sanar la herida.
  2. Aplicar sal sobre la herida por quemadura: Esto podrías escucharlo de alguien que en algún momento pudieron obtener resultados de la sal, pero la verdad es que la sal directa solo generara deshidratación en la herida y por tanto un deterioro en la herida, en este caso los dermatólogos han dejado atrás este consejo por no surtir efecto.
  3. Colocar hielo para reducir la inflamación: Este mito es común por el ardor, pero la verdad es que no funciona y solo genera adormecimiento en el área. Cosa que puede ser perjudicial ya que el hielo podría causarte otra quemadura mayor.
  4. Usar aceite o mantequilla: según este mito la grasa ayudara a la cicatrización, la verdad es que estas grasas no harán nada ya que no tienen poder cicatrizante.

Antes de agravar la situación lo recomendable es no aplicar nada sobre la quemadura y de ser muy grave dirigirse a un centro de atención médica para que puedan darte solución correcta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


88 − 80 =