20 septiembre, 2020

Beneficios de una dieta alcalina

En este articulo conocerás algunos de los beneficios de la dieta alcalina, un régimen alimenticio cada vez más popular en todo el mundo. Y es que ¿quién no querría seguir una dieta que presuntamente ayuda con la pérdida de peso al tiempo que previene enfermedades como el cáncer? A continuación veremos algunos de los beneficios probados de la famosa dieta alcalina y al final de este articulo desmentiremos algunos mitos.

La dieta alcalina, también conocida como dieta alcalina ácida, se basa en manipular el pH del cuerpo en función de los alimentos que se consumen. En teoría, cuando metabolizamos los alimentos que ingerimos, dejamos un rastro que es alcalino o ácido. Algunos alimentos que forman ácidos son: carne, pollo, pescado,  lácteos, huevos, granos, maní, nueces, cafeína, alcohol. Mientras que los alimentos que forman alcalinos pueden ser: verduras, frutas, nueces, la mayoría de las legumbres.

Los alimentos que promueven un pH ácido exigen que el cuerpo trabaje más para equilibrar el pH ligeramente alcalino. Y si de forma constante consumimos alimentos que forman ácido, afectamos nuestro sistema de amortiguación, lo que se traduce en aumento de peso y nos hace más propensos a enfermedades como el cáncer o la osteoporosis. Veamos algunos de los más valiosos beneficios que podrías obtener al practicar esta dieta.

Beneficios de la dieta alcalina

Ninguna investigación ha demostrado que la dieta alcalina pueda elevar el pH de la sangre. Pero los investigadores sugieren que una dieta alcalina puede mejorar la salud. Estos son algunos de los beneficios.

1. Promueve la pérdida de peso

La dieta alcalina es una buena estrategia para perder de peso. Para perder peso, elementalmente necesitas consumir menos calorías de las que quemas y esta dieta en especial es baja en grasa y calorías, lo que significa que promueve la pérdida de peso. Sin embargo, solo funciona si la persona se mantiene activa y la dieta incorpora una variedad de alimentos que le mantienen saludable. Así que si tu problema es el peso, puedes probar esta estrategia.

Mira: Mascarilla facial para rejuvenecer

2. Mejora la salud renal

Elevar el pH de la orina puede ser muy beneficioso para la salud. Un estudio publicado en 2017 indicó que la dieta que siguen personas en países como Estados Unidos es muy ácida y esto puede plantear dificultades para los riñones. Así que especialmente a las personas con enfermedad renal les viene muy bien una dieta alcalina, pues mejora los síntomas y hasta puede retrasar el curso de la enfermedad.

Pero los especialistas recomiendan a las personas con enfermedad renal crónica no seguir una dieta alcalina específica, sino reducir alimentos que forman ácido como la carne, la leche o el queso.

3. Previene el cáncer

Esta dieta se ha vuelto especialmente popular porque se afirma que puede prevenir el cáncer o apoyar durante los procesos de quimioterapia. Un estudio de 2010 afirma que reducir el consumo de carne y comer más frutas, verduras y granos integrales podría ayudar a prevenir el cáncer. El estudio europeo de investigación prospectiva sobre cáncer y nutrición (EPIC) analizó la dieta de ciudadanos europeos y descubrió que consumir vitamina C, vitamina A, fibra y una dieta de estilo mediterráneo podría reducir el riesgo de cáncer.

Otros organismos como la  American Cancer Society, recomiendan una dieta similar para la prevención del cáncer; y estos alimentos son los mismos propuestos por la dieta alcalina, es decir, un mayor consumo de frutas, verduras, hortalizas y granos integrales.

4. Previene enfermedades del corazón

El riesgo de enfermedad cardíaca está determinado por nuestros hábitos de vida. Si nos alimentamos con abundante comida chatarra, grasas y azúcares, y además seguimos un estilo de vida sedentario, somos más propensos a desarrollar una condición relacionada con el corazón a medida que pasa el tiempo. Una dieta alcalina puede elevar los niveles de hormonas que producen el crecimiento de acuerdo con una investigación preliminar. La hormona del crecimiento es compatible con la composición corporal y reduce los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, de acuerdo con esta investigación todavía en curso.

Por otro lado, dado que las dietas alcalinas son bajas en grasas y calorías, promueven un peso corporal saludable y de esa manera disminuyen muchos factores de riesgo relacionados con la enfermedad cardíaca. Y al eliminar carnes rojas, embutidos y otros alimentos procesados, la salud del corazón se ve ampliamente beneficiada.

Mira: Beneficios del romero para la salud

5. Mejora la memoria y la cognición

Con niveles más altos de la hormona de crecimiento, se obtienen otros beneficios relacionados con la  función cerebral. Particularmente, la memoria y la cognición mejoran gracias a esta hormona,  que según la ciencia puede mejorar la calidad de vida en muchos sentidos. No obstante, es importante aclarar que la investigación que relaciona la dieta alcalina con los altos niveles de la hormona de crecimiento todavía no es concluyente.

6. Mejora el dolor de espalda

La investigación sugiere que complementar la dieta con minerales alcalinos puede reducir los síntomas del dolor de espalda. Lo que todavía no queda claro es si la dieta alcalina puede ayudar con el dolor de espalda crónico.

7. Previene la osteoporosis

Después de los 35 años, hombres y mujeres sufren un alto riesgo de desarrollar osteoporosis. Se afirma que la dieta alcalina reduce la cantidad de calcio perdido en la orina y en consecuencia previene la osteoporosis. La investigación sugiere que consumir buenas cantidades de frutas y verduras puede mejorar la salud ósea y la dieta alcalina es rica en estos alimentos.

Sin embargo, las dietas alcalinas son bajas en proteínas, y para promover la salud ósea y muscular necesitamos consumir mucha proteína, por lo que para estos casos hay que tomar en cuenta la indicación de la dieta que nos dice que debemos consumir muchas frutas, verduras y legumbres, pero no dejar de comer proteínas magras.

8. Músculos más sanos

A medida que envejecemos perdemos con rapidez masa muscular, y cuando llegamos a la tercera edad, los riesgos de muerte por caídas simples aumentan. De acuerdo con un estudio preliminar publicado en 2013, una dieta alcalina puede mejorar la salud muscular. Este estudio involucró a 2689 mujeres y encontró que las mujeres que consumían una dieta alcalina contaban con un pequeño pero significativo aumento de masa muscular respecto a las otras.

9. Ayuda en la lucha contra la fatiga

Se ha establecido que un aumento del ácido en el cuerpo disminuye el suministro de oxígeno, lo que se traduce en mayor cansancio y desgaste en nuestro cuerpo. Con una mayor carga ácida, las células pierden su capacidad para reparar y recolectar nutrientes. Si te sientes aturdido, cansado y bostezas frecuentemente durante el día, algunos expertos recomiendan hacer los respectivos ajustes en la dieta.

10. Fortalece el sistema inmunológico

De acuerdo con esta teoría, el desequilibrio en el pH reduce la capacidad del cuerpo para combatir bacterias y virus. Con una reducción considerable del oxígeno, los virus y bacterias pueden prosperar en el cuerpo. Por otro lado, incontables investigaciones dejan por sentado que el consumo de frutas ricas en antioxidantes fortalece el sistema inmune, creando una barrera protectora en contra de cualquier ataque viral. Esta es una de las razones por las que muchas personas ahora mismo prefieren la alcalinización en su consumo de alimentos, para eliminar la probabilidad de enfermedad.

Límites de la dieta alcalina

Si bien se atribuyen muchos beneficios a la dieta alcalina, muchas de las investigaciones carecen de evidencia sustancial, por lo que todavía están inconclusas. Los estudios incluso muestran que una dieta rica en proteínas, que se considera ácida, es beneficiosa para la salud del corazón, de los huesos y de los músculos.

Pero en lo que sí respalda la comunidad científica y los nutricionistas a la dieta alcalina, es en su recomendación de alto consumo de alimentos de origen vegetal, eliminación de grasas y sodio y alto consumo de minerales y vitaminas, pues todo esto hace maravillas por nuestra salud. Existe una tonelada de investigación científica que afirma que la ingesta de frutas y verduras ayuda a perder peso y disminuye el riesgo de enfermedades debido a sus nutrientes, fibra y antioxidantes.

Conclusión

Los alimentos que comemos pueden alterar el pH de nuestra orina. Los riñones eliminan cualquier exceso de ácido, sin embargo hay otras formas de asegurar que la sangre se mantenga dentro del rango de pH necesario. En ese sentido, muchos optan por seguir dietas alcalinas que son bajas en calorías y grasas y que promueven el consumo de verduras, hortalizas, legumbres y sobre todo muchas frutas.

Pero, en lugar de restringir alimentos, los especialistas recomiendan centrarse más en los alimentos que vienen de la tierra a la hora de comer. Una referencia muy práctica y recomendada por nutricionistas consiste en servir en el plato entre el 50 y el 75% de las verduras y verduras de hoja verde, el 25% de proteínas y el 25% de carbohidratos complejos. De esa manera se obtienen todos los beneficios antes mencionados y muchos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 2 =