27 septiembre, 2022

Usos sorprendentes del peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrogeno es una de esas sustancias increíbles, las cuales se destinan para usos específicos pero que puede ayudarte a solucionarte la vida en muchos otros aspectos de tu vida cotidiana. Hoy te ofrecemos algunos de los usos sorprendentes que tiene el mismo para que puedas sacarle el mayor provecho.

El agua oxigenada no es más que el famoso peróxido de hidrogeno, una sustancia oxidante fuerte, la cual se destina comúnmente a la limpieza de distintas heridas que se presenten a lo largo del cuerpo humano, ya que puede eliminar bacterias y gérmenes que infecten la zona herida.

Sin embargo, estos componentes no solo son útiles para exterminar los gérmenes que pueden infectar una herida, sino que también puede utilizarse para diversos aspectos que de seguro, te serán súper útiles.

1.  Blanquea los dientes

El peróxido de hidrogeno contiene agente blanqueadores que lograrán ser de gran ayuda a la hora de querer lograr una dentadura mucho más reluciente y blanquecina.

Normalmente se utiliza este complemento a la hora de hacer limpiezas dentales a nivel profesional, sin embargo, tú también puedes hacerlo y obtener buenos resultados, solo debes agregar un poco de agua oxigenada que se encuentre al 3% a tu pasta dental y cepillarte con esa mezcla cada que puedas, así obtendrás buenos resultados.

Mira: Esto pasa cuando comes una cucharada de aceite de coco

2. Aclara tu cabello

Esta sustancia también contiene componentes que al entrar en contacto con el cabello, puede aclararlo de una manera gradual y tenue, obteniendo una tonalidad diferente, se notará más natural y con un brillo bastante único.

Para realizarlo, solo tienes que diluir peróxido de hidrogeno que se encuentre al 3%, esto lo haces con agua de manera que ambas sustancias posean el 50% de la mezcla total. La mezcla lograda se aplica sobre el cabello húmedo y se deja actuar.

3. Quita manchas

El poder blanqueador es increíble, porque te permitirá mantener unos blancos perfectos en ropa, sabanas y cualquier prenda que desees. Pero todos sabemos que pueden ocurrir accidentes y que blancos o colores perfectos se arruinen, para ello, también es muy útil el uso del peróxido de hidrogeno.

Las manchas de sangre o vino, pueden ser quitada con facilidad y sin necesidad de que se dañe tu ropa en el intento, solo tendrás que agregar un poco de este líquido directamente sobre la mancha en cuestión o en caso de que sea más extenso o varias prendas, también podrás agregar una taza a la lavadora.

4. Eficiente limpiador

Es poderoso en cuanto a combatir microorganismo, gérmenes o cualquier suciedad que se presente en el hogar, ya sea encima de la mesa de la cocina, en una encimera o en el baño, podrás limpiar óptimamente todo el lugar solo con ayuda de peróxido de hidrogeno, siendo una opción más viable, menos costosa y menos perjudicial para nosotras.

Solo tendrás que hacer una mezcla de partes iguales del peróxido de hidrogeno al 3% y agua, lo mezclas muy bien y está listo para ser utilizado.

Puedes colocarlo en una botella con spray y así podrás utilizarlo con mayor facilidad.

Mira: usos sorprendentes de las aspirinas

5. Para las infecciones sinusales

También puede ser utilizado para deshacerse de las problemáticas infecciones sinusales, ya que logra despejar y limpiar todas las vías de cualquier microorganismo que pueda seguir afectando los senos nasales.

Solo necesitas mezclar en un recipiente que posea spray nasal, una combinación de agua no clorada y una cucharada del peróxido de hidrogeno que se encuentre al 3%. Esto solo tendrás que rociártelo en las fosas nasales y esperar a que alivie toda la congestión. Es un remedio fácil y por supuesto, más económico.

6. Encontrar heridas

Con el agua oxigenada podremos encontrar heridas en nuestras mascotas, sobre todo en los perros, los cuales tienen en sus patas una especie de almohadilla que puede lastimarse al caminar, pero que también puede que la herida no sea totalmente perceptible a nuestra vista.

Si observamos que nuestra mascota cojea o que camina un poco raro, lo que puedes hacer es agregar unas gotas de peróxido de hidrogeno en la pata herida; en el momento en que esta sustancia haga contacto con la herida, producirá espuma y eso te alertará sobre cuál es el lugar exacto en donde esta lastimado.

Puedes utilizar el peróxido de hidrogeno en aspectos tan diversos y tan amplios que resulta una herramienta tan necesaria en casa, que puede ayudarnos con cualquier herida o percance que necesite de primeros auxilios básicos y a su vez, puede sernos útil para limpiar superficies, desmanchar y blanquear.

Recuerda que su uso debe ser moderado y que la exposición con la piel o con cualquier otra parte del cuerpo, debe ser realizada de manera precavida y cautelosa, porque al entrar en contacto en los ojos, puede ser irritante y perjudicial en una gran magnitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

62 − = 60