Consejos de oro para eliminar los puntos negros y las espinillas en la cara y nariz

La aparición de espinillas y puntos negros en el rostro es uno de los problemas más frecuentes con los que se enfrentan miles de personas a diario. Y aunque no es un problema grave de salud, debemos reconocer que nuestra apariencia se ve bastante afectada y eso nos preocupa a todos por igual. Tampoco podemos negar que estos “detalles” en nuestra cara y nariz son bastantes incomodos. Así que, te queremos otorgar distintas alternativas para que tu rostro siempre luzca limpio, libre de cualquier detalle indeseado.

 

La limpieza del rostro: Primer consejo fundamental

espinillasEste aspecto es verdaderamente importante si se quiere tener la cara limpia de espinillas y puntos negros. Se recomienda limpiar la piel del rostro por lo menos dos veces en el día. Lávate la cara con abundante agua para retirar cualquier residuo que puedas tener a causa de los factores ambientales. Es inevitable no acumular partículas en nuestro rostro a lo largo del día, hay muchas variables que influyen en esto y que no podemos controlar.

Lo que si podemos controlar es el hecho de que se pueden adoptar buenos hábitos de limpieza para mantener nuestra cara impecable. Consigue un producto, tipo jabón, que esté especializado en la limpieza del rostro, de preferencia natural y de un distribuidor confiable. Una limpieza profunda te permitirá reducir la aparición de espinillas y granos similares. Recuerda que la constante exposición de nuestra piel al ambiente y la falta de higiene son factores que originan los problemas ya mencionados.

 

 Apóyate en el vapor

Este consejo es realmente brillante, es una gran ayuda a la que puedes acudir cuando necesites limpia tu cara de impurezas. Consigue un recipiente ancho en el que puedas poner agua caliente sin peligro de quemarte. Con una toalla, tapa tu cabeza y acude al recipiente de forma que el vapor del agua vaya directo a tu rostro. Eso sí, mantén una distancia adecuada, ten mucho cuidado de no ir a quemarte con el mismo vapor que va hacia tu cara.

El vapor, a una temperatura y distancia moderada, ayudara con la apertura de los poros de tu rostro para poder profundizar la limpieza. Esto te permitirá retirar rastros de la suciedad que se va acumulando en tu cara hasta formar las espinillas y/o puntos negros.

 

Consigue un tónico

Trata de que sea un tónico natural, con muchas propiedades benéficas para la buena salud de la piel. Un buen tónico equilibrara el nivel de grasa del rostro para evitar el exceso de la misma. Esto último es uno de los factores que da paso a la aparición de molestos granos. Además, un tónico natural, te ayudara a secar espinillas para que te sea más fácil el retirarlas de ciertas zonas de tu rostro.

 

Exfoliación casera como la profesional

Con ingredientes que están al alcance de cualquiera, se puede realizar un excelente exfoliante para tu rostro. Consigue un poco de avena y algo de miel, mezcla estos dos ingredientes hasta obtener una sustancia cremosa y consistente. Aplica este producto en tu cara con mucha delicadeza y masajeando suavemente hasta cubrir las zonas donde tengas más espinillas y puntos negros. Para retirarla solo debes pasar, suavemente, un paño húmedo sin alcohol por todo tu rostro hasta eliminar la crema.

Puedes aplicarte este producto casero de dos a tres veces por semana para mejores resultados.

 

Combo de mascarillas

Las mascarillas son demasiado útiles para estos casos donde se necesita cuidar la piel de la cara y a la vez eliminar las molestas espinillas y los complicados puntos negros. Contamos con dos astringentes naturales y poderosos que ayudan con el objetivo que tenemos en el presente artículo. El huevo y el limón son los indicados para esta tarea. La combinación de estos permite elaborar una sencilla mascarilla que te resultará muy valiosa para combatir espinillas y puntos negros.

Debes mezclar la clara de un huevo con algunas gotas de limón. Revuelve bien y luego aplica el producto en todas las zonas de la cara que desees limpiar. Ten mucho cuidado con los ojos, recuerda que estas manipulando una combinación que contiene limón. Deja reposar la mezcla en tu rostro durante 25 minutos y luego retira la misma enjuagándote con agua tibia.

Esta mascarilla te la debes aplicar dos veces a la semana para obtener mejores resultados. Vas a notar como limpia tu rostro de impurezas y como tu piel se va poniendo más suave después de cada aplicación.

La mascarilla que completa el combo y puedes elaborar en casa es la de fresa intensa. La hemos llamado así porque necesitas de cinco fresas para obtener una fabulosa mezcla. Debes batir las 5 fresas junto con una clara de huevo y una cucharada de miel. Al igual que en las otras recomendaciones, debes mezclar muy bien hasta que consigas una especie de basta bien uniforme.

La debes aplicar en tu rostro de manera pareja, cuidando de cubrir las zonas donde tienes impurezas. Déjala actuar de 20 a 25 minutos, aproximadamente, para luego enjuagar abundantemente con agua tibia. Vale anotar que antes de aplicarte esta mascarilla, tu cara debe estar húmeda. Esta receta casera te la puedes aplicar de dos a tres veces por semana para notar los cambios lo más pronto posible.

 

Otros consejos

Poniendo en práctica todas las recomendaciones que te hemos brindado en este post, podrás contar con un rostro libre de espinillas y una nariz sin puntos negros. Sin embargo, no está de más darte unas recomendaciones finales para reforzar lo visto, esperamos que sean de mucho valor para ti:

  • Puedes pasar algodón con algunas gotas de limón alrededor de tu cara cada noche antes de acostarte. Este cítrico es especialista en eliminar las bacterias muertas de nuestra piel, otra razón por la que nos suele salir espinillas y demás. Ten cuidado de no aplicarte limón en el rostro durante el día y menos si vas a estar en exposición al sol.
  • Una receta casera bastante efectiva es mezclar un poco de miel con unas cucharaditas de canela. Se revuelve hasta formar una especie de pasta y se aplica en las zonas donde tienes las espinillas. Deja actuar de 15 a 20 minutos y después retiras con la ayuda de agua tibia. Puedes realizar este procedimiento cada 2 días.
  • El consejo de siempre es tomar abundante agua a diario para que todos los sistemas de nuestro organismo funcionen correctamente. La hidratación es un punto vital para conservar la buena salud de nuestra piel.
  • Evita consumir alimentos que se excedan en grasa, como por ejemplo las comidas rápidas y los embutidos. El constante consumo de este tipo de comidas te genera espinillas y los fastidiosos puntos negros.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


8 + 1 =