Consejos eficientes para vencer a la desmotivación

Muchas veces descuidamos nuestra salud emocional, ya que le damos más peso a nuestro estado físico. Esto se ve sobre todo en personas con muchas ocupaciones. En este post brindaremos instrucciones sobre cómo superar a la desmotivación.

Sin embargo, no podemos confundir a la desmotivación con la depresión. Entendamos esto último como una afección emocional que tiene una relación bioquímica. Esta enfermedad amerita de un tratamiento mediante terapias de conducta. Y tiene una contraparte relacionada con la estimulación de los neurotransmisores.

Es por ello que resulta realmente imposible poder brindar una valoración específica sobre cómo vencer a la depresión con consejos casuales. De hecho, este es un error común que solo sirve para restar peso a lo que supone vivir en depresión.

Le invitamos a leer nuestro post: Claves que indican similitud con la depresión. Con lo cual usted podrá tener una valoración más amplia sobre lo que supone esta enfermedad.

Y sobre todo contará con las herramientas necesarias para superarla, y superarse a nivel personal. No pierda de vista ninguno de nuestros consejos sobre este post.

No es nada fácil vivir con desmotivación, y es que muchas veces no entendemos ni cómo hemos llegado a este punto. Te contamos en este post cómo puedes reconocer y cómo puedes vencer a la desmotivación.

¿Depresión? ¿Desmotivación? ¿Por qué no debemos confundirlas?

La depresión es una enfermedad realmente seria, la cual debe ser tratada con suma rapidez. Además que a diferencia de la desmotivación, esta enfermedad emocional debe ser medicada.

Por lo tanto, si solo se ocupa el tiempo en recibir atención casual o superficial. O se busca aplicar ciertos consejos de motivación y crecimiento personal. Entonces solo estaremos poniendo una bandita en una herida bastante desgarradora.

Esto no sucede con la desmotivación ya que en ese caso es un problema mayormente relacionado con el entorno y sus debilidades. No tiene tanta relación con factores de bioquímica. Por otro lado, no se puede negar que la depresión se relaciona con la desmotivación. Así que conviene tener atenciones sobre este punto.

¿Cómo superar la desmotivación sin fallar en el intento?

Para superar a la desmotivación es necesario que primero puedas determinar qué circunstancias te llevaron a ese punto. Ya que en realidad, no se cae en la desmotivación de buenas a primera.

Como todas las cosas tiene unos fundamentos, y unas razones. Te contamos a continuación qué debes evaluar para superar esta ausencia de tu motivación.

#1. ¿Qué te ha desmotivado?

Primero que nada evalúa tu entorno, intenta determinar qué sucede contigo y con tu espacio habitual. ¿Tu trabajo te estimula o te hace sentir satisfecho? ¿Te sientes a gusto con tus amistades? ¿Existe una polémica en tu espacio laboral?

Preguntas como esas son las que debes plantearte de manera reiterada. Solo respondiendo esos cuestionamientos lograrás entender qué te ha llevado a ese punto.

Te contamos algunas de las causas más comunes de desmotivación:

  • Problemas de pareja, ya sea por falta de comunicación, celos, o incomprensiones mutuas.
  • Problemas en el ámbito laboral, ya sea que te involucren o no.
  • Perdida repentina de tu trabajo, o de un proyecto del cual eras colaborador.
  • El cambio en tu grupo de estudio o tus compañeros de trabajo.
  • La muerte de un ser querido.
  • La enfermedad de un ser querido.
  • Pérdidas materiales repentinas.
  • La convivencia con una familia toxica o una pareja que no sea muy armoniosa.
  • Problemas con la crianza de los niños o la conducta en general de los hijos.
  • Problemas económicos en mayor o menor grado.
  • Situaciones estresantes de manera frecuente, tales como contratiempos.
  • Imposibilidad de cumplir con tus sueños.

Por último no podemos negar la permanencia o relación con la desmotivación de estos tres factores: estrés, ansiedad, depresión.

No es que a decir verdad la depresión y la ansiedad parten del desánimo. Pero, a menudo le apreciamos a estos factores como un cóctel de problemas emocionales. Así que nunca estará demás evaluar estos indicadores por separados, al menos para prevenir.

#2. Analiza tu entorno

A veces tenemos muy visiblemente los factores que nos ocasionan daños. Solo que carecemos de la determinación necesaria para superarlos. Esto es debido a que nos sumergimos mucho en aquello que nos afecta.

Para superar a la desmotivación debemos entender a nuestro entorno. Lo cual logramos mediante una reflexión y determinación sobre lo que nos favorece y lo que ciertamente nos genera daños.

Por otro lado, es importante tener en consideración que un ambiente o entorno toxico puede mermar por completo con nuestro estado de ánimo. Es importante que evitemos entrar en contacto directo con situaciones estresantes, ya sean personas o ambientes en general.

En ocasiones resulta complicado e incluso un tanto doloroso dejar de lado aquello que nos afecta. Ya que nos acostumbramos a nuestro estilo de vida incluso con las debilidades. Si consideras que el proceso de recuperación se te hace muy complicado, no dudes en comentarlo con alguien de confianza.

#3. Aplica la resiliencia

La resiliencia es una estrategia que nos ayuda a superar la desmotivación. Conviene en orientar los pensamientos y las emociones hacia un estilo más positivo. Para lograr esto puede haber cambios físicos, tales como sonreír aunque estemos bajo estrés constante.

La resiliencia no es una habilidad que adquirimos sin más, es algo que debe ser estimulado día con día. De lo contrario, será muy complicado contar con el autocontrol suficiente para manejar de la mejor manera nuestras emociones.

Muchas personas deciden aplicar la resiliencia y no solo cambia sus perspectivas. Sino, que además, mejoran su entorno por completo. Superando así la desmotivación y forjando mejores herramientas para enfrentar los retos.

En conclusión: ¿Cómo superar la desmotivación fácilmente?

Hay una gran cantidad de recursos que podemos utilizar para superar a la desmotivación. Sin embargo, es necesario aplicarlos. No dudes en solicitar un apoyo adicional en el caso tal de que lo creas conveniente.

Nunca está demás tener instrucciones y la valoración de especialistas, terapeutas o incluso psicólogos. Quienes puedan ayudar a superar la desmotivación y mejorar por completo el estado de la salud. Esto último es muy importante, la salud es más que solo sentirnos físicamente estables.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


82 + = 87