21 abril, 2021

Consejos para prevenir la hipertensión arterial en el embarazo

La dificultad que presentan los casos de presión arterial alta durante el período de gestación, es que generalmente no se presentan síntomas claros que pongan en alerta a quienes lo padecen. La hipertensión en el embarazo es realmente riesgosa, perjudica seriamente a la progenitora y al futuro neonato.

Existen diversos tipos de casos relacionados a la hipertensión en el embarazo, algunos casos se producen durante el embarazo y otros cosas se generan de manera previa a la gestación. Indiferentemente de cuál sea el caso, es necesario tomar las previsiones para solventar los problemas de hipertensión y reducir los riesgos que esta situación puede desencadenar.

¿Qué es la hipertensión arterial?

Se denomina hipertensión arterial a la condición en la que el flujo sanguíneo  genera  presión constante y con intensidad en las paredes arteriales. Es un problema que puede estar asociada a malos hábitos, y a estilos de vida poco saludables. Sin embargo, existen personas que gracias a su condición genética están predispuestos a padecer esta patología.

hipertensionEn el caso de las mujeres embarazadas, la hipertensión crónica” es un tipo de afección que se desarrolla de manera previa al embarazo, o durante las primeras veinte semanas del período de gestación. Suele ser un factor que aumenta considerablemente el riesgo de padecer preeclampsia.

Por otra parte, en el caso de las mujeres que padecen hipertensión gestacional, la situación es diferente. Se trata de una condición que tiene relación con el período de gestación. Una vez superado el proceso de parto, la hipertensión desaparece. Esta condición puede presentarse una vez cumplidas las primeras veinte semanas de embarazo.

A diferencia de la hipertensión crónica, este problema se solventa posteriormente al nacimiento del bebé. Aunque es un embarazo con cierto nivel de riesgo, cumpliendo con las indicaciones del especialista la situación se puede controlar.

¿Por qué es riesgosa la hipertensión durante el embarazo?

La hipertensión durante la gestación puede desencadenar preclamsia, esta es una enfermedad de alto riesgo durante el embarazo. Puede generar el desarrollo de afecciones en diversos órganos, tales como los riñones e incluso el hígado. Esto ocasiona que se presenten deficiencias en el sistema renal o el sistema digestivo.

La preclamsia pone en riesgo al bebé, e incluso puede alterar los niveles del peso corporal en neonatos. Por otra parte, la preclamsia tiene una complicación que puede generar una serie de convulsiones.

Además, la hipertensión arterial durante el embarazo es uno de los factores que ocasiona abortos espontáneos. O acelera el proceso de parto, lo cual puede perjudicar al desarrollo correcto del bebé.

Consejos para disminuir y evitar la hipertensión en el embarazo

#1. Mantener un peso ideal

Padecer obesidad aumenta el riesgo de aumentar la presión arterial durante el embarazo. Por lo tanto, es necesario mantener un control en cuanto a las calorías ingeridas para asegurar un peso ideal.

Las personas con casos de hipertensión arterial en sus familiares, deben tomar previsiones para evitar padecer esta patología. Si bien es cierto que durante el embarazo puede aumentar el apetito, es necesario tener un poco de compromiso con los alimentos ingeridos.

Una buena opción es añadir al menú diario alimentos ricos en fibra, ya que estos permiten el desarrollo de la saciedad evitando la ingesta compulsiva de comida. Por otra parte, los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como el salmón y el aceite de oliva, generan una disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por lo tanto, es importante el consumo de estos alimentos para mantener una alimentación saludable, de alto valor vitamínico y que disminuyan el riesgo de padecer hipertensión arterial durante el embarazo.

Complementar la alimentación con una buena hidratación es ideal. Muchas veces en el proceso de gestación algunas mujeres pueden experimentar desánimo. Las frutas pueden actuar positivamente para solventar este problema.

#2. Acudir a las consultas prenatales

En cada visita al especialista en obstetricia o ginecología, se miden los niveles de tensión arterial, esto puede determinar con antelación si existen riesgos de este tipo en el embarazo. Gracias a esto se pueden tomar previsiones a tiempo para disminuir las complicaciones.

Por otra parte, el medico puede proporcionar una instrucción referente a los alimentos que se pueden consumir, y demás indicaciones que pueden aplicarse para disminuir el riesgo de padecer esta patología. Por lo tanto las visitas prenatales son beneficiosas para la madre y el bebé. Muchas veces un diagnóstico temprano permite tratar afecciones evitando las complicaciones.

#3. Evitar el estrés

Padecer de estrés generalmente ocasiona el desarrollo de diversas afecciones, entre ellas la hipertensión arterial. Durante el embarazo gracias a los cambios bruscos a nivel hormonal, puede incrementar la percepción y sensibilidad en las mujeres, ocasionando estrés.

Es importante aprender a mantener las presiones diarias bajo control, para evitar ocasionar daños en la salud. Meditar y rodearse de aspectos y situaciones positivas permiten disminuir el estrés en las futuras madres.

#4. Evita el sedentarismo

Algunas personas tienen el pensamiento de que en el embarazo no se puede realizar ningún tipo de actividad física. Sin embargo, esto es cuestionable. Siempre y cuando no se hayan presentado situaciones que pongan en riesgo al embarazo, es recomendable realizar actividades físicas leves, esto ayuda a combatir el riesgo de padecer hipertensión.

Durante el embarazo, aumenta el peso corporal en las mujeres. Por lo tanto ejercitarse permite la disminución de calorías. Por otro lado, realizar ejercicios leves permite una capacitación para el momento de trabajo, haciendo la labor un poco más llevadera.

Tomar clases de yoga es beneficioso, se puede trabajar la respiración para disminuir la ansiedad, y al mismo tiempo se puede realizar una actividad física para mejorar la calidad de vida.

#5. Evita el consumo de alcohol

Consumir alcohol durante el embarazo es una acción que genera muchas consecuencias. Puede ocasionar incluso la muerte en el feto. Por lo tanto es importante comprender el gran compromiso que supone estar en estado de gestación. Se deben evitar todos los factores que puedan poner en riesgo a la vida del bebé y de la futura madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

85 − 79 =