30 junio, 2020

¿El asma tiene cura? – Es posible solucionar esta condición respiratoria

Es un interrogante que nos genera dos bandos de opiniones muy marcadas. Por un lado, están los que dicen que el asma no se cura, que solo se puede controlar. Por otro lado, están las personas que afirman que esta afección si tiene una solución definitiva. Para que puedas sacar tu propia conclusión, daremos un breve repaso por cada una de las posturas, resaltando sus puntos principales.

Como un pequeño valor adicional de este artículo, antes de proseguir, recordaremos que el asma es un padecimiento que se ocasiona en las vías respiratorias, afectando principalmente a los pulmones. Se origina una condición que limita la respiración (vías inflamadas), se produce tos y genera presión, y sonidos silbantes, en el pecho. Hay muchos aspectos que influyen en esta afección, la cantidad de gente asmática aumenta con el pasar de los años, los médicos perciben el crecimiento de los casos atendidos a diario.

No profundizaremos en las causas o desencadenantes del asma, pero si revisaremos las situaciones ya mencionadas en el primer párrafo.

Maneras de controlar el asma

Partiendo de la idea de que el asma no tiene cura, según esta posición, podemos resaltar que los síntomas se pueden controlar y el paciente puede contar con una excelente calidad de vida.  Para esto es necesario iniciar, con asesoría medica claro está, un plan de acción con el fin de contrarrestar los efectos de este padecimiento respiratorio. También, se deben poner en marcha las siguientes recomendaciones:

  • Si el asma se origina por una alergia (ya identificada), se debe aislar por completo el agente que causa dicha reacción. Podemos estar hablando de un determinado tipo de comida, polvo, aire acondicionado, mascotas, etc. Es necesario, entonces, que la persona evite a toda costa estar expuesto a esta condición, es algo a realizar obligatoriamente si se pretende llevar una vida normal.
  • Hay que revisar si alguna actividad física pone en evidencia algunos síntomas del asma. Por ejemplo, algunas personas no pueden realizar actividades intensas en el gimnasio porque esto les origina diversas complicaciones de tipo respiratorio.
  • “Casi” que prohibido fumar, creo que no hay que ahondar mucho en este punto.
  • Tener a la mano mascarillas o tapabocas que pueden ser bastante útiles cuando se transita por sitios con mucho polvo o cuando empieza a llover y se levanta la humedad del piso, esto por dar algunos ejemplos.
  • Medicamentos: Los tratamientos son vitales para mejorar la calidad de vida de una persona que tenga asma. Por lo general, se utilizan una serie de inhaladores con el fin de atenuar, drásticamente, los síntomas que se puedan presentar. También, la medicina recurre a corticoides, que pueden ser inyectados, y a antihistamínicos para tratar la enfermedad.
  • Controles periódicos con el especialista.

 

Buscando la cura contra el asma

Actualmente, existen muchos tratamientos que afirman ser la cura para este mal tan común en nuestros tiempos. La mayoría de ellos son de tipo natural y de estilo “remedios caseros”. Hay testimonios de personas que afirman que se han podido curar de esta afección, gente a la que no le vuelve a aparecer ningún tipo de síntoma. Sin embargo, la medicina tradicional no le da mucho crédito a esta afirmación.

Sea como sea, lo importante que debes saber es que, si tienes esta condición, puedes encontrar cientos de remedios naturales que pueden incrementar tu nivel de vida (calidad) y, porque no, quitar el asma. Entre los “medicamentos” naturales más poderosos, que pueden tratar este padecimiento, tenemos:

  • Jengibre
  • Cebolla
  • Ajo
  • Limón
  • Miel
  • Eucalipto

Todos ellos pueden ser preparados en jarabes, infusiones y otro tipo de recetas caseras. También, hay medicina Fito-terapéutica (Sanación mediante los extractos de plantas) y homeopatía, que logran excelentes resultados en personas que sufren los terribles ataques del asma. Lo que te recomendamos, al final, es que busques alternativas, pues la medicina, en todos los campos, cada día avanza más y más.

No hay que darse por vencido ante los síntomas, es una realidad que se puede vivir bien y, posiblemente, hacerlo sin asma.

 

 

FUENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 4 =