27 septiembre, 2020

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Alimentos que debes evitar y consumir con esta condición

El síndrome del intestino irritable es un desorden que se produce en el intestino grueso, produce dolor y diferentes cambios en la digestión.

Aunque es una condición que permanece de por vida, solo en pocas personas los síntomas se presentan tan fuertes que provocan discapacidad para realizar sus actividades del día a día.

Este síndrome afecta principalmente a mujeres, aunque los hombres también lo pueden padecer.

La causa de la aparición de esto se debe a varios factores, por ejemplo, una bacteria, parásitos o incluso el estrés.

Nuestro intestino recibe señales hormonales y nerviosas desde el cerebro, cuando una persona se encuentra estresada puede provocar una estimulación nerviosa que afecta al intestino, obligando que este se contraiga aún más.

Si estas entre el rango de edad de 20 a 50 años es más probable que sufras del síndrome del intestino irritable.

Muchas de las personas que padecen de esta condición presentan síntomas leves y pueden seguir con su vida con normalidad otras no tienen tan buena suerte y los dolores pueden ser mucho más fuertes. Algunos de los síntomas más comunes que se presentan con esta condición son:

  • Dolor en el área abdominal
  • Gases y flatulencias frecuentes
  • Sensación de llenura
  • Distensión abdominal o sensación de tener el abdomen tenso o apretado
  • Se puede presentar diarrea con frecuencia o estreñimiento

Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer durante el mes, pero normalmente siempre estarán presentes en la vida de una persona con este síndrome.

Algunas personas creen que la sangre en las heces y la pérdida de peso son síntomas de este trastorno, pero la realidad es que estos pueden deberse a otra condición, esto debido a que este síndrome no causara estos síntomas.

Aunque este trastorno no tiene solución, se puede seguir una serie de consejos y consumir ciertos alimentos que reducen la molestia.

Mira: Porqué no deberías comprar agua embotellada

Alimentos a evitar con síndrome del intestino irritable

Aunque cada organismo es diferente, algunos de los alimentos más frecuentes que se deben evitar con este síndrome son:

Alimentos con fibra insoluble

La fibra se encuentra en muchos de las frutas y verduras que consumimos a diario, estas le brindan volumen y mejoran el tránsito intestinal. Pero algunos de estos alimentos contienen fibra insoluble que causa hinchazón y empeorar la diarrea en personas con el síndrome del intestino irritable.

Algunos alimentos con fibra insoluble que debería evitar son: La avena, la cebada, las zanahorias, bayas, mangos, naranjas, toronjas y guisantes.

Gluten

El gluten es un tipo de proteína que puede causar estragos en el sistema digestivo, según estudios las dietas sin gluten pueden mejorar los síntomas de este trastorno. El gluten se encuentra en varios granos como el trigo, cebada y centeno.  Con estos se realizan productos como panes, pasteles, galletas y otro tipo de pastelería.

Productos lácteos

Aunque en los yogures por ejemplo existen bacterias buenas para el tracto digestivo. Cuando se tiene esta condición es mejor evitar los lácteos por dos razones, la primera es que contienen grasas y lactosa. Estos dos componentes aseveran los síntomas de diarrea y hinchazón intestinal.

Comidas fritas

Las comidas fritas son deliciosas en especial esas papas a la francesa, pero comer cualquier tipo de comida frita en exceso pueden afectar al intestino, esto debido al alto contenido en grasas que dificultan y empeoran la digestión.  En vez de fritar busque otras formas de preparar los alimentos cómo hornear o asado.

Frijoles y legumbres

Los frijoles poseen una gran cantidad de proteínas y fibra, pero estos pueden ser literalmente una bomba cuando se tiene intestino irritable. Cuando se consume legumbres o frijoles se aumenta el contenido de gases en el estómago lo cual causara hinchazón y calambres.

Bebidas con cafeína

La cafeína es un gran estimulante del sistema nervioso, el intestino al estar conectado con muchos nervios se vuelve sensible y puede agravar el problema, por ejemplo, se puede producir más diarrea o dolor abdominal.

Crucíferas

Los alimentos crucíferos como son el repollo, brócoli y coliflor deben estar en la lista de alimentos a evitar, debido que la digestión de estos alimentos provoca muchos gases dolorosos, e incluso podría desencadenar diarrea.

Ajo y cebollas

Los ajos y cebollas son grandiosas para darle sabor a las comidas, pero estas son un gran irritante para el intestino y además dificultan la digestión, debido a que producen muchos gases e incluso calambres abdominales.

Alcohol

El alcohol desencadena los síntomas del síndrome del intestino irritable, este deshidrata el proceso digestivo, irrita las mucosas gástricas, produciendo dolor e incluso estreñimiento.

Ahora que ya sabes los alimentos que debes evitas a continuación te mostramos algunos

Alimentos para incluir o consumir con el síndrome del intestino irritable

Carnes magras

En las carnes magras hay alto contenido de proteínas, estas cuando entran al sistema digestivo no son afectadas por las bacterias, es decir no se generan tantos gases durante su digestión. Lo que las hace ideales para la irritación intestinal. Algunas de las carnes recomendadas son: la carne de pollo, pavo y otros cortes magros libres de grasa. Los cortes con grasa deben evitarse porque pueden resultar siendo contraproducentes.

Huevos

Son muchas las formas en las que se pueden preparar los huevos, estos son fáciles de digerir y algunas personas con sii no presentan problemas cuando los consumen, aunque otras pueden tener síntomas abversos asi que tenga cuidado con su consumo.

Pescados ricos en omega 3

El omega 3 es un compuesto vital en el control de la inflamación de muchas funciones en el cuerpo, incluida la digestiva. Este compuesto se puede encontrar en alimentos del mar como son el salmón, la caballa, trucha, sardina, arenque, bacalao y anchoas. También puede adquirir un suplemento de omega 3.

Alimentos bajos en FODMAD

Los fodmad son alimentos que poseen carbohidratos que generan indigestión, gases y otras molestias intestinales. Por eso se recomienda comer alimentos que sean todo lo contrario o contengan pocos fodmad como son: los pimientos, apio, maíz, berenjena, hinojo, judias, perejil, patata, calabazas, batata, tomate, nabo, calabacín, rucula, col, lechuga, espinacas, acelgas, bananas, aguacate, arándanos, uvas, kiwi, limon, mandarina, papaya, piña, fresas, toronja.

Nueces

Las nueces poseen omega 3 y otras proteínas, estas ayudan a la digestión y además poseen grasas buenas para el sistema digestivo. Comer almendras, nueces de Brasil y avellanas es una gran forma de recibir los beneficios de estos alimentos.

Semillas

Algunas semillas como las de chía y las de linaza ofrecen una gran cantidad de beneficios al intestino grueso. En estas hay fibra y ácidos grasos omega 3. Otras semillas que también resultan beneficiosas son las de calabaza y girasol.

Alimentos fermentados

Los alimentos fermentados poseen una gran cantidad de probioticos o en otras palabras bacterias buenas indispensables para restaurar la flora intestinal y mejorar la molestia en los intestinos.

Se recomienda el consumo de alimentos fermentados como son: El kéfir, kombucha y el chucrut.

Caldos

Los caldos caseros a los cuales se les agrega huesos como el de pescado, son una forma efectiva de calmar las molestias intestinales, estos ayudan a calmar las paredes del intestino y además mejoran la flora intestinal. Si presenta molestias por el sii tome una taza de caldo tibio y compruebe los efectos calmantes que esto tiene.

Esos fueron los alimentos que debe evitar y agregar a su dieta si quiere mejorar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Además siga las siguientes recomendaciones:

  1. Come a horas regulares: comer a horas irregulares cada día o no comer puede agravar los síntomas y el problema.
  2. Tome muchos líquidos: Los líquidos siempre son buenos para el intestino tanto como si tiene diarrea como estreñimiento, estos serán sus aliados en estos momentos. Tome al menos 8 vasos de agua diariamente.
  3. Ejercítese de manera regular: El ejercicio siempre es bueno, esto además de fortalecer el cuerpo, ayudara a evitar el estrés uno de los principales desencadenantes de la irritación intestinal.
  4. Meditar: Además de realizar ejercicios físicos, practicar técnicas de relajación o respiración le ayudaran a controlar los síntomas y evitar los desencadenantes de esta molesta condición.

En caso de que los dolores del síndrome del intestino irritable no lo dejen llevar su vida con normalidad, es importante que visite a su médico para que lo oriente sobre qué es lo mejor que se puede hacer en su caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

90 − 85 =