Guía paso a paso para empezar a meditar

Entorno a la meditación existen muchos cuestionamientos o interrogantes. Y aunque actualmente ha predominado la popularidad por esta beneficiosa actividad. Existe una gran cantidad de personas que no cuentan con una idea bien fundamentado sobre lo que supone meditar.

meditarPor lo tanto, en este post brindaremos instrucciones básicas de meditación, la cual estará guiada paso a paso. La explicación está orientada a personas que carezcan de experiencia en el tema. Y que a su vez deseen entender en amplitud lo que supone meditar en el día a día.

Primero que nada, debemos resaltar que la meditación moderna no está fundamentada bajo una religión en concreto. Parte de un principio budista, y está internado en sus orígenes. Pero no requiere que compartamos cada uno de los principios o filosofías de vida de esta cultura.

Instrucciones claves para realizar la meditación paso a paso

Primero que nada debemos comprender a qué nos referimos con meditación. Puesto que existen muchas consideraciones al respecto. Podemos definirlo como una técnica que supone realizar un ejercicio mental importante.

A su vez, la meditación en el Mindfulness busca guiarnos hacia la atención plena.

Es decir, nos brinda la capacidad de mantener la concentración frente a estímulos presentes. Su principio es instruir sobre la importancia de vivir en el aquí y el ahora. Esto con la intención de facilitarnos la capacidad para redescubrirnos y mejorar nuestra perspectiva sobre situaciones estresantes o negativas.

A continuación te comparto instrucciones desglosadas en pasos sobre cómo meditar correctamente.

#1. Localiza un espacio íntimo para meditar

Primero que nada debemos comprender que la meditación requiere de una atención física y emocional. Por lo que debemos estar cómodos a la hora de realizar esta importante práctica.

Por otro lado, la meditación nos permite mantener un espacio cómodo según nuestras estimaciones personales. En términos generales esta técnica nos conduce a ser nosotros mismos.

Así, que uno de los primeros pasos para meditar es localizar un espacio personal. No existen parámetros específicos en cuanto a proporciones del espacio. Basta con que el orden y la tranquilidad se mantengan presentes. Si lo deseamos podemos ambientar el espacio con ornamentos relajantes, como velas o música clásica. Sin embargo, esto último es opcional.

#2. Mantén una posición o postura adecuada

La posición clásica de la meditación consiste en sentarse en forma de flor de loto. La siguiente ilustración nos brindará instrucciones sobre este punto. Algo que debemos valorar frente a esta postura, es la posición de la espalda. Ya que esta debe ir recta, mientras que la cabeza debe ir viendo al frente.

Además, en cuanto a la colocación de las manos en la meditación se puede variar un poco. Algunas personas colocan el dedo índice en conjunto con el dedo pulgar. Sin embargo, basta con mantener las manos apoyadas en la zona superior de los muslos o piernas.

Siempre que fijemos esta posición clave debemos hacer lo posible por evocar un sentimiento de positividad. Además, que es importante evitar mantener tensión corporal. Si cumplimos con estos pasos la práctica será sumamente agradable y brindará los resultados esperados.

#3. Realiza ejercicios de respiración

En este punto vale la pena acotar que no en todos los ejercicios de meditación debemos concentrarnos  en la respiración como enfoque. En la práctica del Mindfulness se puede dirigir la actividad hacia diversos estímulos. Ya sea sonidos repetitivos, olores, u objetos.

Sin embargo, en las instrucciones de meditación para principiantes vale la pena iniciar con ejercicios de respiración. A su vez, estos ejercicios deben realizarse manteniendo la postura de flor de loto.

Básicamente consiste en mantener un equilibrio entre la inhalación profunda y la exhalación lenta.

Sin embargo, no se trata de únicamente valorar el efecto físico, sino que debemos cuidar el factor emocional. Mientras respiramos de esta manera debemos concentrarnos en la actividad y en cómo nos hace sentir.

Aunque es probable que en medio de la práctica llegue una cantidad importante de pensamientos invasivos, debemos hacer lo posible por esquivarlos y centrarnos en nuestra respiración. Ya que esto es lo que llamamos atención plena.

Para concluir, vale la pena acotar que el tiempo sugerido de meditación en principiantes es entre cinco y siete minutos. Podemos colocar una alarma o temporizador para que nos indique cuando haya concluido la actividad.

Los beneficios de la meditación y el Mindfulness son muy amplios y variados. Por lo que vale la pena destinar algo de tiempo en esta práctica trascendental.

Por último, si cuentas con dudas o quieres generar tu opinión sobre la meditación, puedes dejar un comentario y estaremos encantados de leer tu valoración.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


81 + = 91