Consejos Para Empezar A Meditar: Meditación Para Principiantes

La meditación es un entrenamiento para la mente. Sin embargo, puede apreciarse como un hábito. Por consiguiente,  sus beneficios se obtienen de la constancia y el compromiso de la acción.

Muchas mujeres han sentido cierta curiosidad en referencia de la aplicación de la meditación y sus beneficios. Solo que la mayoría se muestran confundidas al no tener una iniciación óptima en la práctica.

Al iniciar con el ejercicio de la meditación muchas personas se muestran ansiosos por recibir los beneficios. Tales como evocar el positivismo o disminuir los niveles de estrés. Básicamente buscan recibir resultados de manera inmediata.

Debido a esta necesidad de mejorar, las personas tienen como interrogante cuándo obtendrán los resultados. Para responder a esta interrogante es necesario comprender que somos seres que viven desde la diversidad. Lo que quiere decir que obtener los cambios y resultados depende de cada quién.

En términos generales se puede decir que la meditación ofrece cambios positivos en un lapso de entre cuatro y ocho semanas. En este post expondremos tips y recomendaciones en relación a los consejos que pueden aplicarse para iniciar la meditación de manera exitosa.

Las recomendaciones y explicaciones se emitirán de manera clara con el objetivo de facilitar la comprensión.  Para garantizar el bienestar de aquellos que deseen tener una conexión con sus emociones más íntimas.

Interrogantes comunes sobre la meditación en principiantes

#1. ¿Cuánto tiempo se debe meditar?

La verdad es que la meditación es una práctica muy personal por lo que esta pregunta depende de cada individuo. Sin embargo al tratarse de mujeres que quieran conectarse con su espíritu mediante la meditación por primera vez. El tiempo recomendado es entre cinco y diez minutos.

Conforme avance la práctica de la meditación el tiempo puede prolongarse en función de lo que se desee alcanzar. Es mejor no extralimitarse para evitar frustraciones cuando la concentración no es alcanzada de la manera que quisiéramos.

#2. ¿Cuándo se debe meditar?

La mujer moderna es multifuncional por naturaleza, cumple con los requisitos laborales y familiares de manera admirable. Pero  casi nunca le sobra tiempo para dedicar a sí misma y a su bienestar.

Nuevamente es importante destacar que la meditación es una técnica que se desarrolla desde la perspectiva y personalidad de cada individuo. Existen quiénes desean meditar durante las noches antes de ir a dormir, y otras personas que desean hacerlo en el día justo luego de despertar.

Se recomienda a los principiantes alternar la meditación entre la noche y el día a manera de que se pueda destacar cuál de ambos momentos es el que mejor les resulta. Como mujeres es necesario destinar algo de tiempo a actividades enriquecedoras que nos permitan crecer espiritualmente.

#3. ¿Qué sucede si no me logro concentrar?

Algunas personas, sobre todo aquellos que intentan probar la meditación a causa del impacto de la meditación como tendencia popular. Se frustran ya que no consiguen como mantener la mente en blanco.

La verdad es que tener la mente libre de pensamientos es algo muy complicado de lograr, no siempre es posible. Y en el caso de los principiantes es bastante retador.

Como fue mencionado previamente la meditación es un entrenamiento, y como  todo entrenamiento requiere más de un intento. Solo en la práctica se logra mantener un contacto real con el yo interior.  Es la sucesión de pasos e intentos los que ciertamente nos llevan al éxito.

Recomendaciones para meditar exitosamente

#1. Determina qué quieres lograr con la meditación

Antes de iniciar con la meditación o el Mindfulness debemos considerar lo que pretendemos lograr con esta práctica. Se puede elaborar una lista de aquellas cosas que deseamos cambiar y otras que deseamos mejorar o incluso obtener.

Esto nos dará un objetivo claro, que nos facilitará la concepción de un nuevo estilo de vida mucho más saludable y positiva.

#2. Concéntrate en un solo pensamiento

Las personas que están iniciando en la práctica de la meditación se les complica mucho lograr tener la mente en blanco. Debido a esto lo más recomendado es que dirijan sus pensamientos a un solo elemento.

Lo mejor es concentrarse en elementos que forman parte de nuestro ser, el más básico es la respiración. Nos tenemos que dedicar a sentir, sentir como el aire ingresa a nuestros pulmones y como posteriormente sale de nuestro cuerpo.

Si mantenemos la mente fijada a estos pensamientos difícilmente sucumbiremos a otros pensamientos distractores.

La mente se distrae con una capacidad increíble. Y al tratarse de una nueva práctica podemos pensar en un sinfín de cosas más. Lo que debemos hacer es determinar cuándo nos hemos desviado y retomar los pensamientos enfocados a la respiración.

#3. Adopta una postura clásica

Las mujeres que tienen tiempo practicando la meditación y lo han hecho parte de sus vidas, tienden a cambiar de posturas. Sin embargo, en el caso de los principiantes lo recomendable es que mantengan la postura clásica.

Sentadas en posición de flor de loto, con una pierna tendida sobre la otra, las manos juntas en forma de copa. La cabeza es necesario que se mantenga con la vista fijada al frente, no ladeada hacía un lado, sino más bien equilibrado.

No hace falta que nos vistamos de forma especial, incluso en chándal o ropa de dormir estamos perfectas para la meditación. La conexión con nuestro mundo interior carece de intereses por lo material.

Cerrar o no cerrar los ojos ya depende de cada quien. Sin embargo lo más recomendado es que en el caso de los principiantes cierren los ojos para obtener una mejor concentración.

En conclusión: ¿Meditar es de beneficio para el cuidado de la salud?

Meditar puede ayudar en gran medida a tener un mejor nivel de salud. Si comprendemos a la salud como lo que realmente es: Un equilibrio del bienestar.

Entonces podemos asegurar que de la meditación se pueden extraer los mejores beneficios.

Por otro lado, meditar puede ser suficiente para disminuir los niveles de estrés. Lo cual, a su vez puede ser bueno para disminuir la probabilidad de tener otras enfermedades.  Tales como afecciones cardíacas, o incluso otras enfermedades como el cáncer.

Conseguir actividades como la meditación, que nos puedan ofrecer lo mejor en cuanto al bienestar. Siempre es realmente acertado, por ende, no debemos desaprovechar los beneficios.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


78 − 72 =