Las mejores recetas caseras para tratar los ojos secos (Sequedad ocular)

Los ojos secos se dan por diferentes causas, una lubricación insuficiente de lágrimas origina esta condición. Y esa falta de lubricación puede ser debido a alguna enfermedad, condición especial o sistema inmune debilitado. Lo cierto es que es una afección que te puede provocar mucho ardor, picazón, alta sensibilidad a la luz y color rojizo, entre otros síntomas. Hay que tener especial cuidado cuando se posee esta sequedad ocular pues la visión puede verse altamente comprometida.

ojos secos

Y hacemos la advertencia porque han ocurrido muchos accidentes a causa de inconvenientes en los ojos asociados con sequedad ocular. Entonces, es necesario tratar y prevenir este tipo de afectación a la vista. Por eso, hoy te traemos una serie de recetas naturales para hacerle frente a este problema. Como siempre, recomendamos una visita al profesional de la salud para determinar la gravedad de la condición que puedas estar presentando.

Pequeñas compresas de manzanilla

La manzanilla es una poderosa herramienta natural para combatir diversos males. Puede tratar la inflamación y la sequedad ocular si se utiliza con constancia. Puedes usar las bolsitas para infusiones o las flores de la planta. En ambas formas vas a obtener excelentes resultados.

Para realizar las pequeñas compresas de manzanilla, solo debes poner a hervir dos cucharadas grandes de sus flores en agua (la cantidad de un vaso). Cuando la manzanilla este bien disuelta en el agua, apaga el fuego y deja reposar por varios minutos. Elabora dos “discos” de algodón limpio y sumérgelos en el agua. Cierra los ojos y pon las pequeñas compresas de manzanilla encima de ellos.

Deja actuar por unos quince minutos y retira los “discos”. Repite este procedimiento 1 o 2 veces al día y cuando lo consideres necesario. Para las bolsitas el procedimiento es similar, deja reposarlas cuando ya se han metido en agua caliente. Las pones sobre tus ojos y sigues las mismas instrucciones que con las pequeñas compresas.

Compresas de calor

El calor es uno de los mejores aliados para combatir los ojos secos. Esto debido a que se promueve la lubricación lagrimar al tiempo en que se incrementa la circulación sanguínea. Así que, los remedios que utilicen calor, como el que acabamos de dar con manzanilla, será altamente beneficioso. Puedes utilizar bolsitas de té negro para brindarle una buena hidratación a tus ojos.

Las bolsitas de té negro se utilizan tal y como se usan las de manzanilla. Puedes utilizar solo agua caliente si no tienes alguna otra opción a tu alcance. Solo pon pañitos muy limpios empapados con agua tibia en tus ojos cerrados y deja actuar por unos 10 minutos. Repite esta operación unas dos veces por día.

Rodajas de pepino

El pepino es uno de los alimentos que más hidratación puede proporcionarle a nuestro cuerpo. En nuestros ojos, lo podemos utilizar para aliviar el dolor e hidratar nuestros ojos. También, lo podemos utilizar por sus magníficas propiedades antiinflamatorias. Solo necesitaremos una pequeña porción de un pepino para esta receta.

Corta dos rodajas de pepino y ponlas sobre cada ojo. Deja actuar las rodajas por unos 15 minutos al menos, retíralas y quita cualquier residuo con un trapito limpio. Trata de aplicar esta receta unas dos o tres veces por día, todos los días. A mediano plazo, podrás notar que la lubricación lagrimar mejora en un 100%.

Aceite de coco      

Este es otro excelente recurso al que podemos acudir en caso de sequedad ocular. El aceite de coco promueve la lubricación lagrimar y reduce la irritación en nuestros ojos. Solo debes contar con algo de aceite de coco y algodón muy limpio para este remedio hecho en casa. Vale resaltar que se debe utilizar un aceite de coco de muy buena calidad, distribuido en los expendios de confianza.

Moja un pequeño algodón con aceite de coco. Coloca el algodón empapado de aceite en cada ojo, cuida de que ambos estén bien cerrados. Deja actuar por unos 20 minutos, aproximadamente. Realiza esta receta de 2 a 3 veces por día si es posible, esto con el fin de obtener resultados más rápidos y efectivos.

El aloe vera

De nuevo tenemos a este buen elemento de la naturaleza entre nuestras recetas caseras. Y es que el aloe vera posee demasiadas propiedades que benefician a nuestro organismo como para no tenerlo en cuenta. Lo que vamos a hacer es conseguir una penca de sábila. De aquí, vamos a extraer el cristal de sábila que es el aloe vera en su mejor expresión.

Con un pañito limpio, aplica el cristal de manera uniforme sobre tus párpados. Recuerda tener los ojos bien cerrados. Deja actuar el cristal de sábila durante unos 10 minutos. Luego, procede a retirar el cristal y a enjuagar con abundante agua tibia.

Te aconsejamos repetir este procedimiento unas 3 veces al día, todos los días hasta que estés mucho mejor. Recuerda no poner el cristal de sábila directamente sobre tus ojos.

Recomendaciones adicionales para los ojos secos

Además de seguir al pie de la letra las recetas que te acabamos de brindar, tenemos otros consejos que pueden serte de gran utilidad. Por ejemplo, trata de no pasar mucho tiempo frente a pantallas como la de tu celular o computador. Intenta dormir unas 8 horas por día, el descanso es demasiado importante. Si es necesario, utiliza lagrimas artificiales que te haya recomendado algún buen especialista.

La alimentación es esencial, aunque muchos no tengan en cuenta esta recomendación. Trata de añadir a tu ingesta diaria más ácidos grasos omega 3. Estos son vitales para estimular la lubricación lagrimar y reducir la inflamación. Come más pescado, semillas de linaza y sésamo, y algunos frutos secos como las almendras.

Como punto fundamental, aléjate lo que más puedas del humo del cigarrillo. El humo es un factor bastante negativo que induce a la sequedad ocular. También, si te es posible, utiliza un humidificador para que mantenga cierta humedad en el ambiente donde más interactúas en el día. Este articulo resultara ser un gran aliado para conservar la humedad en tus ojos y evitar la molesta sequedad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


25 − = 15