Piorrea o periodontitis: Como tratarla en casa

Tal vez hayas notado que la palabra periodontitis es más usada que la de piorrea, aunque ambas hablen de lo mismo. La piorrea es una afección dental muy común, más común de lo que muchos puedan imaginar. Y esto es porque debe su origen a la acumulación de bacterias en nuestra boca que terminan por afectar dientes y encías. Esta enfermedad debe ser tratada a tiempo o puede dejarnos graves marcas en nuestra salud oral.

piorrea

Si notas inflamación en tus encías o que estas presentan un color rojo muy acentuado debes poner mucha atención. Podrías estar ante un caso de piorrea y es necesario actuar cuanto antes. La limpieza bucal que se practica a diario es primordial para evitar esta angustiosa afección. Sin embargo, te tenemos varias recetas caseras que te pueden ser de gran utilidad en un caso como estos.

No olvides visitar periódicamente al odontólogo y cuidar muy bien la higiene de tu boca.

1. Remedio de limón

El limón tiene poderosas propiedades limpiadoras, además de antisépticas. Por esto, resulta tan beneficioso para nuestra salud dental cuando presentamos indicios de alguna afección dental. Claro que hay que resaltar que no está bien exagerar de la receta que te vamos a brindar a continuación. El abuso del mencionado cítrico puede mancharte los dientes a mediano plazo.

Exprime unos cuantos limones para tener un poco de su jugo. Toma un poco de algodón bien limpio y sumérgelo en el jugo de limón. Pasa el algodón por toda tu boca, verifica que todos tus dientes y encías queden empapados. Deja actuar el poder de este cítrico por unos 10 minutos.

Luego solo tienes que enjuagar muy bien tu boca con agua tibia. Procura que no quede ningún residuo. Repite este procedimiento una vez al día hasta que notes mejoría.

2. Aceite de mostaza

El aceite de mostaza había presentado muchos problemas para adaptarse a la rutina culinaria de las personas. Sin embargo, la aceptación de este alimento se ha venido incrementando con el pasar de los años. Se ha descubierto, dentro de muchos beneficios, que para tratar la periodontitis resulta ser muy bueno. Se debe aplicar después de cada cepillado para aumentar su eficiencia.

Se vierte un poco de aceite de mostaza en una copita y se le añade una pizca de sal. Con tu dedo índice, bien limpio, untas un poco de la mezcla y masajeas por todas las encías. Puedes dejar actuar durante 20 0 25 minutos antes de enjuagarte la boca. O bien puedes permanecer con esta combinación en la boca el mayor tiempo posible, ya que no tendrá ningún efecto adverso.

3. Cebolla para la inflamación

La inflamación en las encías que produce la piorrea es uno de los síntomas más delicados y difíciles de afrontar. La cebolla es el alimento adecuado para combatir esta afección. Lo que debes hacer es cortar una cebolla mediana a la mitad y hacerle presión con la boca, entre los dientes, sin morderla. Debes tener este pedazo de cebolla en tu boca el mayor tiempo posible hasta que botes mucha saliva.

Realizar este procedimiento unas dos veces al día reducirá la inflamación considerablemente al pasar de los días. Es normal que al principio te cueste un poco acostumbrarte a realizar este procedimiento con la cebolla. Pero si eres constante notarás un gran avance diario que contribuirá con el progreso hacia tu pronta mejoría.

4. Plantas para enjuagues

Los enjuagues bucales suelen tener resultados bastante provechosos. Si son enjuagues elaborados a base de plantas mucho mejor. Hay una diversidad importante de plantas que son las indicadas para tratar los males que genera la piorrea. Por ejemplo, tenemos al tomillo que es uno de los mejores antisépticos que nos ha dado la naturaleza.

También, tenemos la menta, árnica, la malva y la albahaca. Todas estas plantas son excelentes para preparar enjuagues bucales. Por lo general, lo que debes hacer es tomar las hojas, o flores, y ponerlas a hervir durante 10 minutos. Una cucharada de hojas o flores por cada vaso de agua.

Se realizan los enjuagues, como cuando se utiliza el listerine o algún producto similar. Ten cuidado de no ir a tragar la bebida. Trata de realizar alguno de estos enjuagues por lo menos una vez al día.

5. Infusiones

Las infusiones hacen parte de otro gran grupo de “medicamentos” caseros que podemos elaborar con facilidad. Sencillamente debes poner a hervir el agua en la cantidad adecuada. Cuando esté hervida se debe apagar el fuego y echar el producto a utilizar. Tapar bien el recipiente que contiene el agua y nuestro elemento para la infusión y dejar reposar unos 5 minutos, aproximadamente.

Para la infusión te podemos recomendar una serie de plantas que son las apropiadas para tratar la piorrea. Tenemos El romero, el tomillo, el té verde, la menta y el jengibre, entre otros. Se recomienda tomar de 2 a 3 vasos diarios de cualquiera de estas infusiones. Son adecuadas para contrarrestar los síntomas de la piorrea porque suelen ser antiinflamatorias y funcionan como antibióticos naturales.

6. Lechuga, guayaba y plátano contra la piorrea

No son los ingredientes para un batido o una receta especial contra la piorrea. Los quisimos mencionar en un solo apartado para simplificar el concepto. Estos alimentos tienen sustancias beneficiosas para luchar en contra de la periodontitis. Por ejemplo, la lechuga es un buen antiinflamatorio, debes masticar sus hojas después de cada comida.

Recuerda que las hojas de lechuga deben estar muy limpias para no tener problemas de digestión. Puedes comerlas todos los días para que veas resultados más efectivos. Por el lado de la guayaba, esta se debe comer en pequeñas rodajas regularmente. Al tener tan buen contenido de vitamina C, actúa como un perfecto tónico para nuestra salud dental.

Finalmente, la cascara del plátano también contribuye a luchar contra la piorrea. Simplemente debes frotar la parte interna de la cascara muy bien contra tus dientes y encías. En esta parte debemos pedirte que se tenga mucho cuidado para no ir a lastimarte. Deja actuar por 20 minutos o un poco más y enjuagas muy bien con agua al clima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


66 − = 60