Remedios caseros para el correcto cuidado de un cabello seco y dañado – Tips de hidratación

Para muchas personas, el cabello siempre ha sido una de las partes más importantes del cuerpo puesto que, además de estética, ofrece protección. Y esta importancia se ha venido demostrando con la cantidad de cuidados y tratamientos que existen hoy en día. Todo este asunto podría inducirnos a pensar que el cuidado del cabello es un tema más de mujeres que de hombres, pero debemos resaltar que la realidad es totalmente distinta. En la actualidad, tanto el género masculino como femenino, dedican mucho de su tiempo y recursos materiales en hacer cosas que les permitan contar con un cabello sano y de buena apariencia.

Y es que esto va más allá de ser un tema netamente estético o de aspecto visual, pues nuestra salud también se ve involucrada. Recordemos que la función natural del cabello es resguardar nuestra cabeza del calor o frio, algo así como un regulador térmico. Y es ahí donde radica la importancia de protegerlo y conservarlo lo más sano posible. Entonces, tenemos que debemos velar por el cuidado de nuestro cabello por temas de salud y conceptos de estética, argumentos más que suficientes para hacerlo.

Uno de los mayores inconvenientes que afronta nuestro cabello es el de la resequedad. La falta de hidratación puede traer serios problemas que repercuten en el estado general de toda la cabellera. En De Todo En Salud, creemos que es necesario brindarte poderosos consejos para conservar tu cabello sano e hidratado. Así que, en el día de hoy, te hemos traído estos 4 remedios caseros que te ayudaran a llevar una cabellera saludable de la raíz a las puntas.

 1. El poder del aguacate

El primer remedio casero tiene como ingrediente principal esta fabulosa fruta que proviene de los más exótico de nuestra naturaleza. El aguacate es rico en nutrientes, vitaminas y minerales, además, contiene grasas saludables que benefician a todo nuestro organismo. La composición del aguacate hace que nuestro cabello sea más suave y elimine esos síntomas de la resequedad que aparecen por diversos factores, naturales y ambientales. Para un buen tratamiento te aconsejamos mezclar el aguacate con miel y yemas de huevo.

A continuación, te damos la formula completa.

  • Necesitas un aguacate, dos cucharadas rebozadas de miel y la yema de un huevo. Debes mezclar todos estos componentes en un recipiente de manera que el resultado sea un producto uniforme y consistente. Aplicas la mezcla de forma pareja en todo tu cabello y dejas actuar por unos 25 o 30 minutos. Luego, enjuagas toda la cabellera y te aseguras de que quede totalmente limpia, repite este procedimiento de 2 a 3 veces por semana hasta que notes los resultados.

Con el tiempo notaras que tu cabello estará más brillante e hidratado. Además de obtener innumerables beneficios del aguacate, la miel te permitirá proteger tu pelo de cualquier ataque microscópico (bacterias) y la yema de huevo promoverá el buen estado de tu cuero cabelludo.

2. El tratamiento de la Soya

Todos hemos oído hablar de las fabulosas propiedades de la soya, de los tantos propósitos que tiene para nuestra salud en general. Pues también tiene propiedades que le otorgan brillo y extrema suavidad a tu cabello. Y se puede aprovechar si lo mezclas con aceite de ricino, este último evitara que tu pelo se vuelva frágil. Para esta receta casera, necesitaras una cucharada de aceite de soya y dos de ricino.

  • Debes mezclar ambos aceites en un pequeño recipiente. Este recipiente se debe poner a calentar a fuego lento de 2 a 4 minutos, debes prestar mucha atención en que la mezcla no hierva. Deja reposar y luego aplica en todo tu cabello, de manera uniforme como en el caso anterior. Hazte algunos masajes y luego deja actuar la mezcla por unos 20 minutos, de ahí procedes a peinarte para completar el tratamiento.

 

 3. Yema de huevo para desenredar

La yema de huevo tiene muchos nutrientes que ayudan a reparar y fortalecer el cabello. Además, preparado con algo de aceite de oliva y un poco de jugo de limón, ayuda a que no se enrede.

  • Mezcla la yema de un huevo con un poco de aceite de oliva, una cucharada estará bien. Luego, ve adicionando el jugo de limón hasta obtener un producto cuya consistencia sea parecida a la crema. Humedece tu cabello y aplica el producto de a poco hasta terminar el contenido. Deja actuar de 15 a 20 minutos y luego procede a lavar la cabellera por completo hasta que quede sin un solo residuo.

Este remedio casero, como lo dijimos al principio, evita que tu cabellera se enrede. También, promueve el crecimiento del mismo y actúa favoreciendo la reparación del cabello dañado.

 

 4. Aceite de oliva y Mayonesa

Se podría creer que esta mezcla le aporta mucha grasa al cabello y que por esto no se tendrá una apariencia natural. La realidad es que la mayonesa mejora ostensiblemente el aspecto visual del cabello. El aceite de oliva le brinda beneficios humectantes y por consiguiente una excelente hidratación. Entonces, tenemos una mezcla casi que perfecta para reparar e hidratar cualquier cabellera en pocos días.

  • Además de una cucharada de aceite de oliva, deberás mezclar dos de mayonesa y un huevo. Toda esta mezcla, al igual que los remedios anteriores, debe poseer una característica consistente, que se vea uniforme. Debes aplicar el resultado de dicha combinación en todo tu cabello y dejarlo actuar durante 20 minutos, más o menos. Luego vas a limpiar tu cabello con abundante agua y vigorosos masajes hasta dejarlo todo limpio.

 

Consejos finales

Acude a cualquiera de estos cuatro remedios caseros, o a todos si es posible, para recuperar la hidratación y belleza natural de tu cabello. También, para complementar estas buenas recetas hechas en casa, te vamos a brindar los siguientes consejos a tener muy en cuenta:

  1. Intenta no caer en la adicción del secador y las planchas de alisar. Con el tiempo le van otorgando una alta dosis de resequedad a todo el cabello. Si necesitas usar de vez en cuando uno de estos aparatos de belleza, aplícate un producto de pre-alisado que pueda cuidar tu pelo del calor intenso al que será sometido.
  2. Evita los productos, sobre todo los champús, que entre sus componentes tengan silicona. Estos no son realmente efectivos y solo desgastan tu cabello. Prefiero aquellos naturales que sean de uso diario.
  3. Consigue algún tratamiento hidratante y que, como en el caso anterior, sea de composición natural. En la actualidad existen muchos de estos productos que cuidan la cabellera y le permiten gozar de una excelente hidratación.
  4. No está de más el recomendar un estilo de vida saludable. El organismo, en general, funciona mejor cuando se vive, come y duerme bien. Toma mucha agua a diario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


66 − 65 =