Remedios caseros para los forúnculos: Recetas prácticas y fáciles

Si es posible contar con excelentes remedios caseros para los forúnculos; Prácticos y fáciles de hacer. En el siguiente artículo, te vamos a brindar información de calidad para que te olvides de esas molestas afecciones cutáneas.

Remedios caseros para los forúnculos

Primero que todo, debes recordar que los forúnculos son inflamaciones en la piel. Dichas inflamaciones se manifiestan en forma de pequeños bultos, por lo general de color rojizo. Además, suelen ser unos “bultitos” bastante dolorosos. Todo esto se debe a una infección en particular que se da en nuestros folículos pilosos.

Si sigues al pie de la letra nuestras recomendaciones, en pocos días todo volverá a la normalidad. Tu piel se librará de esas desesperantes molestias y tu podrás continuar con tus actividades del día a día. Toma atenta nota de los siguientes remedios caseros.

1. Compresas de agua tibia

Uno de los remedios caseros para los forúnculos de más trascendencia es el uso de las compresas. Estas deben ser tibias o algo calientes para que el efecto de curación sea el más adecuado. Debes aplicarlas sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día para una acción más efectiva. Aun cuando la piel ya muestra mejoría es necesario continuar aplicándolas para una mayor limpieza.

Este tipo de compresas van a disminuir el dolor de manera notable y te permitirán eliminar todo el “pus” de la zona afectada. Esta receta casera ha perdurado con el pasar de los años debido a su alta eficiencia. Fácil de realizar en cualquier momento del día.

2. Compresas con aceite esencial de olíbano

Las compresas de agua tibia son un remedio increíble para la curación de los forúnculos. Sin embargo, si puedes conseguir aceite esencial de olíbano la receta mejorará en un 100%. En muchas tiendas naturales lo puedes adquirir para aprovechar sus incontables beneficios. El aceite esencial de olíbano tiene propiedades importantes para desinflamar, limpiar, tratar y curar los forúnculos.

Por todo lo anterior, si haces una compresa de agua tibia y le añades 5 gotas del aceite esencial de olíbano, la infección desaparecerá más rápido de lo imaginado. Trata de hacerla 1 o 2 veces por día hasta que los forúnculos desaparezcan por completo.

3. Crema de miel

Para esta buena receta casera vas a necesitar miel, harina de trigo y levadura de cerveza. Debes mezclar una cucharada de cada ingrediente. Lo que vas a obtener es una crema consistente y suave, lista para aplicar. La esparces por la zona afectada y la cubres con un pañito, lo ideal es dejarla actuar por varias horas.

Esto lo debes realizar al menos una vez por día, de preferencia en las noches antes de ir a dormir. Recuerda que la crema debe ser suave, que se aplique con facilidad, sin grumos. Si notas que no es así debes añadir un poco más de miel hasta obtener la consistencia deseada.

4. Cataplasma de zanahoria

Otra muy buena alternativa y lo que debes hacer es muy sencillo. Debes rallar zanahoria cruda, puede ser una zanahoria grande. Debes rallarla de la manera más fina posible y al producto resultante añadirle germen de trigo. Esto lo mezclas con un poco de agua caliente hasta formar una pasta de buena consistencia.

Al decir de “buena consistencia” queremos hacer referencia a un producto homogéneo que sea tipo crema dental. Esta pasta se aplica directamente sobre el forúnculo, preferiblemente aun estando cliente y se cubre con un pañito. Al igual que la receta anterior, este remedio te lo puedes aplicar una vez al día.

5. Bebida de ortiga

La ortiga es una de las mejores plantas medicinales que pueden existir. Sus propiedades benéficas permiten limpiar nuestra sangre y depurar el organismo. Es por esta razón que nos servirá infinitamente para tratar los casos de forúnculos que se dan por infecciones. Y todo lo que vas a utilizar son 80 o 100 gramos de ortiga y un litro de agua.

Debes poner a cocinar la ortiga hasta dejarla hervir tan solo un poco. Luego, dejas reposar y te tomas un vaso de esta bebida. Toma 3 vasos repartidos a lo largo del día para incrementar la efectividad. Esta bebida será tu gran aliada incluso si ya no tienes forúnculos, es excelente para nuestro organismo en cualquier momento.

6. Utiliza productos antisépticos

Un jabón que contiene ciertas sustancias que permiten reducir y controlar la infección es un perfecto ejemplo de producto antiséptico. Como lo mencionábamos, la higiene es un factor fundamental para erradicar los forúnculos por completo. Los productos antisépticos son vitales para este tipo de tareas. Procura bañarte con un jabón antiséptico mientras te dura la afección cutánea.

Para prevenir que los forúnculos aparezcan nuevamente, puedes bañarte con un jabón antiséptico siempre que lo consideres necesario.

 7. Pomadas especiales

Ya sabemos que la idea es plantear diversos remedios caseros para los forúnculos y este tipo de pomadas ya vienen fabricadas especialmente para este tipo de afecciones. Sin embargo, son un complemento bastante bueno para tratar esta clase de problemas. Las pomadas para los forúnculos suelen venderse en cualquier farmacia. Se aplican en la parte afectada de 1 a 3 veces por día hasta que se comienzan a ver los resultados.

Dichas pomadas pueden alternarse con el uso de las compresas ya mencionadas para acelerar el proceso de curación. Recuerda siempre conseguir este tipo de productos en sitios confiables y reconocidos.

Recomendaciones finales de los remedios caseros para los forúnculos

Es normal que en la piel se presenten estas afecciones por distintos factores con los que interactuamos a diario. El roce constante de la piel con la ropa es uno de estos factores. Una mala higiene también encabeza las principales causas por las que se da este tipo de inflamación. Tampoco podemos olvidar el hecho de no contar con hábitos saludables que originan numerosas infecciones en nuestro organismo.

Los forúnculos suelen desaparecer en pocas semanas sin mayores inconvenientes. Sin embargo, es importante que hagamos cosas para que la curación de nuestra piel sea lo más rápida posible. Además de esto, es necesario mantener una higiene adecuada, conservar limpia nuestra piel. Recuerda no apretar los forúnculos pues corres el riesgo de expandir la infección.

Con los remedios caseros que te acabamos de enseñar y las recomendaciones finales, no tendrás problemas para acabar con estas molestias cutáneas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


+ 1 = 2