Cómo calentar los pies fríos con estos remedios caseros

El tema de los pies fríos no solo tiene que ver con las bajas temperaturas que podemos experimentar por determinados factores en el ambiente. Hay otras variables que nos hacen padecer esta sensación que puede llegar a ser realmente compleja. Trastornos en nuestro organismo, problemas con la circulación sanguínea, Inconvenientes con la ansiedad, entre otros, son algunos ejemplos. Vale resaltar que aquellas personas que tienen diabetes suelen manifestar esta condición con mayor facilidad.

pies fríos

La sensación de contar con los pies fríos nos hace sentir descompensados en todo nuestro cuerpo. Afortunadamente, hay ciertas recetas naturales que pueden ayudarnos a combatir este infortunio. Te vamos a dejar los mejores tips para que te olvides de padecer los terribles síntomas de unos pies fríos.

Bebida de Jengibre

El jengibre es un fantástico elemento natural que sirve para tratar muchas complicaciones en nuestro cuerpo. La de los pies fríos es una de ellas. Para tratar este mal necesitaremos hacernos una buena bebida de jengibre. También, vamos a recurrir a las propiedades benéficas de la miel para complementar esta receta natural.

Debes hervir un poco de agua con algunos trozos pequeños de jengibre. Después de hervir, dejas reposar la bebida y la pasas por un colador. Espera a que la bebida esté tibia y añádele unas dos cucharaditas de miel. Procede a tomar de manera pausada y relajada.

Toma la bebida de jengibre con miel unas dos veces por día para que aprecies resultados increíbles en poco tiempo.

Infusión de clavos y canela

Estos dos ingredientes te permitirán combatir los molestos síntomas que producen los pies fríos. Solo necesitas 3 tazas de agua, 2 “palitos” de canela y una cucharada de clavos de olor. Debes poner a hervir el agua con los clavos y la canela durante al menos 15 minutos. Luego, debes apagar el fuego y dejar reposar unos 5 minutos, pasa el líquido resultante por un colador.

Ya tienes una excelente bebida para contrarrestar la molestia de los pies fríos. Trata de beber unas 3 tazas al día para mayor efectividad de la receta.

Mejorar la alimentación

Esto toca dos puntos interesantes que debemos considerar. El primero es el de contar con una alimentación balanceada que favorezca a nuestro organismo y evite padecer angustiosas afecciones. No es un secreto que siempre debemos cuidar lo que comemos y bebemos para mantener un buen estado de salud. Añade a tu ingesta diaria más frutas y verduras.

El otro punto es el consumir más alimentos que tengan relación directa con este asunto de los pies fríos. Es decir, alimentos que nos ayuden a mejorar nuestra circulación sanguínea. Puedes añadirlos a las sopas, ensaladas, como acompañantes en salsas, en fin. Para mencionar a algunos tenemos el ajo, el jengibre, la canela, la pimienta, la cúrcuma y el cilantro, entre otros.

Intenta comer esta clase de alimentos todos los días para que observes sus poderes naturales en acción.

La variante de agua fría y caliente

Sabemos que al principio puede sonar un poco raro el que vayamos a usar agua fría precisamente para combatir los pies fríos. Sin embargo, esta es una receta que le debe su efectividad al uso de agua caliente y fría. Así que, lo que debes hacer es conseguirte dos cubetas donde en cada una puedas introducir perfectamente tus dos pies. Una la vas a llenar con agua fría y la otra con agua bien caliente, la temperatura que puedas soportar.

Empieza por remojar tus pies en agua fría por dos minutos. Inmediatamente, pon tus pies en la cubeta con agua caliente por un minuto. Luego, vuelve a poner tus pies en agua fría por dos minutos y repite el proceso con el agua caliente. Realiza todo el procedimiento de agua fría y caliente por al menos 20 minutos.

Intenta realizar esta táctica casera una vez por día para observar mejores resultados.

Cubeta de agua tibia

No hay nada mejor para nuestros pies que meterlos en una cubeta con buena agua tibia después de un largo día. Esto les brinda descanso a nuestros pies y les concede una agradable sensación de bienestar. Lo que vamos a hacer es utilizar una cubeta con agua tibia que se haya mezclado previamente con un poco de aceite de eucalipto o menta. Se meten los pies en la cubeta y se dejan en reposo por aproximadamente unos 20 minutos.

Puedes realizar esta acción una vez por día, antes de ir a dormir o cuando lo sientas necesario.

Masajes con aceites calientes

Esta receta es recomendada efectuarla justo antes de ir a dormir, todos los días. Debes conseguirte un buen aceite caliente en tu tienda naturista de confianza. Puedes elegir entre muy buenas opciones como el jengibre, pimienta negra, eucalipto o romero. Dicho aceite, con un buen masaje, será el encargado de estimular la circulación en los pies y brindar una agradable sensación de bienestar.

Antes de acostarte, calienta un poco de aceite, sin dejar hervir, solo hasta alcanzar una temperatura adecuada. Con el aceite caliente, realiza un buen masaje en todos los pies, haciendo presión con tus pulgares. Luego, debes enjuagar tus pies con abundante agua tibia y secarlos muy bien. Completa la receta usando unas cómodas medias de algodón para poder dormir tranquilamente.

Ejercicio para los pies fríos

No debemos pasar por alto que el movimiento es uno de los mejores aliados para evitar los pies fríos. Lo que debes hacer es mantener pequeñas caminatas a diario o practicar algún deporte regularmente. También, en casa puedes hacer una serie de ejercicios para conservar una buena circulación sanguínea en tus extremidades inferiores. Intenta girar tus pies de un lado hacia a otro al menos por unas 20 veces, hazlo con ambos pies.

Estira tus dedos lo más que puedas y practica agarrar algún objeto pequeño con ellos. Empínate y trata de dar algunos pasos, como si se tratara de un bailarín de ballet. Repite la caminata anterior pero esta vez solo con las plantas de los pies. Realiza estos ejercicios todos los días, al menos por unas dos veces.

 También te puede interesar: Remedios caseros para el quiste pilonidal

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


53 − 43 =