3 julio, 2020

Remedios caseros para la ginecomastia

Hola, en el siguiente video te ayudaremos con una serie de remedios caseros que te ayudarán ampliamente si sufres ahora mismo de ginecomastia. Para nadie es un secreto que la ginecomastia puede ser un problema bastante serio que puede afectar a hombres, adolescentes y niños por igual. Ahora mismo existen diversas formas para combatirla pero acá queremos centrarnos solo en los métodos naturales.

Pero, ¿Qué se entiende cómo ginecomastia? La ginecomastia pese a lo que muchos pueden pensar, se trata de una condición bastante común en los hombres de cualquier edad. Esta, consiste en el agrandamiento anormal de los senos. Como bien sabes, todos los hombres y mujeres tienen glándulas mamarias, pero en los hombres, estos no suelen notarse, ya que tienden a ser pequeños y poco desarrollados.

Este agrandamiento en las glándulas mamarias de los hombres puede afectar inclusive a los recién nacidos, a los niños durante la pubertad y a los hombres mayores. En la edad adulta, el 90 por ciento de los casos se resuelven, sin embargo, con el paso de los años es muy posible que el problema vuelva a aparecer.

Es importante que no confundas a la ginecomastia con la obesidad. Y es que, el que un hombre sufra de ginecomastia no significa que tenga exceso de grasa debido al sobrepeso. Simplemente se trata de tejido mamario adicional que se ha generado de manera natural y progresiva con el paso de los años. Por lo que hacer ejercicio o perder peso no reducirá el tejido mamario de ninguna manera. Dicho todo esto, comencemos.

Mira: Cómo quitar el mal olor de los pies

Remedios caseros para la ginecomastia

Los siguientes remedios podrás realizarlos con ingredientes que seguramente tendrás en casa y que suelen ser bastante económicos. Esto significa que ahorrarás mucho dinero y evitarás exponerte ante químicos que con el tiempo pueden ser perjudiciales. Consúmelos de manera regular y verás notables cambios en poco tiempo.

La cúrcuma

La ciencia médica ha determinado que los hombres que cuentan con niveles altos de testosterona tienen una menor probabilidad de desarrollar senos masculinos grandes. Es por esta razón que no debemos extrañarnos de que la cúrcuma sea el tratamiento natural más reconocido para combatir la ginecomastia. La cúrcuma, es usada en la mayoría de las cocinas del mundo ya que suele ser un condimento que puede mejorar toda clase de platillos si se usa correctamente. Pero además, la cúrcuma tiene propiedades especiales que ayudan a combatir toda clase de padecimientos en donde se incluye el cáncer.

La cúrcuma, está constituida por curcumina, un compuesto fenólico que si es bien asimilado por nuestro cuerpo, puede combatir la oxidación de los tejidos. Pero además, se sabe que la curcumina aumenta los niveles de testosterona en los hombres y ayuda a reducir naturalmente el tamaño de los senos. Asimismo, la curcumina tiene propiedades que incentivan la pérdida de grasa y beneficia notablemente al hígado.

Ingredientes

Para este remedio necesitarás:

2 cucharaditas de cúrcuma en polvo

1 taza de agua

Modo de preparación y uso

Prepararlo es muy simple, solo agrega las dos cucharaditas de cúrcuma en la taza de agua y revuelve bien hasta que se haya integrado completamente. Luego, pon la mezcla a hervir por al menos 10 o 15 minutos. Deja reposar y bébelo dos veces al día. Te sugerimos que lo hagas una vez por las mañanas en ayunas y luego nuevamente antes de dormir. Si te desagrada el sabor de la cúrcuma, quizás te interese consumirla en capsulas pues también se vende como suplemento.

El aceite de pescado

El pescado es uno de los alimentos más importantes que debemos incluir en nuestra dieta, ya que cuenta con niveles muy altos en proteínas que ayudan a la construcción de tejido muscular y los ácidos grasos omega-3, que se encuentran sobre todo en los peces de agua fría, ayudan en gran medida a producir mucha más testosterona y a disminuir los niveles de estrógeno. Esto convierte al pescado en el remedio más eficaz para reducir la probabilidad de sufrir de ginecomastia.

Los peces en los que te debes enfocar son el Atún y el Salmón, pero cabe destacar que también puedes tomar aceite de pescado o suplementos de omega-3 ya que hacen exactamente lo mismo e incluso te permiten ingerir dosis más completas. Tomar este suplemento te ayudará a reducir el tamaño de los senos si ahora sufres de ginecomastia.

Modo de uso

Sería recomendable que consultaras con tu médico y que él te indicara la dosis a tomar. Sin embargo, según la Autoridad Europea de Salud Alimentaria (EFSA), el consumo de omega 3 y/o aceite de pescado debería ser de no más de 150mg al día para los niños de 2 a 4 años, 200 mg al día para niños de 5 años y hasta adolescentes de 18 años y 250 mg al día para los adultos a partir de los 19 años.

La Pasiflora

Una de las plantas que más te pueden ayudar con tu problema de ginecomastia es la pasiflora. Esta, contiene crisina, un flavonoide que cuenta con propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento y nos protege de la oxidación molecular. La crisina también estimula la creación de fibras musculares y se ha demostrado que inhibe la descomposición de la testosterona en el cuerpo ayudándonos a tener niveles adecuados. La crisina incluso puede ayudar a las personas a dejar el alcohol ¿Y esto es importante? Desde luego.

Y es que si estás luchando contra la ginecomastia, debes evitar a toda costa el consumo de alcohol ya que este promueve la producción de estrógeno, una hormona que puede empeorar significativamente tu condición. Además,  es necesario decir que el consumo en exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Y si quieres evitar incluso que tus senos se vuelvan aún más grandes, es mejor que no te arriesgues. La pasiflora te puede ayudar con esto, y acá te decimos cómo prepararla.

Ingredientes

Para preparar este remedio necesitarás

1 taza de agua

1 cucharada de pasiflora seca

Modo de preparación y uso

Toma la taza de agua y agrega en ella la cucharada de pasiflora seca, revuelve y ponla a hervir por al menos 10 minutos. Déjala reposar y luego cuela el líquido y bébelo. Haz esto al menos tres veces al día y verás cómo tus senos comienzan a hacerse más pequeños. Si te desagrada el sabor de la pasiflora, recuerda que también viene en capsulas y puedes consumirlas sin problema.

El zinc

El zinc es un mineral altamente relevante para nuestro organismo. Básicamente, juega un papel muy importante sobre centenares de encimas encargadas de muchas de las más importantes reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo. El zinc es esencial para nuestro correcto crecimiento, nuestro desarrollo neurológico y fortalecimiento de nuestro sistema inmune. Tener un déficit de zinc puede ocasionarnos anemia, cansancio, trastornos en el comportamiento, infertilidad, aumento en el colesterol y entre otras cosas la ginecomastia.

Diversos estudios muestran que el contar con niveles excesivamente bajos de zinc en nuestro organismo pueden reducir los niveles de testosterona haciendo que los senos sean más grandes. Es por esta razón que resulta importante deshacerse de la deficiencia de zinc consumiendo alimentos como: merey o castañas, pasas, ostras, langostas y garbanzos que son ricos en este mineral. También puedes tomar suplementos de zinc solo bajo la supervisión de un médico.

Modo de consumo

Si optas por la solución más obvia que es el suplemento, debes saber que Los Institutos Nacionales de la Salud aconsejan que la dosis diaria de zinc no sea mayor de 40 mg diarios.

Compresas frías

Si sufres de ginecomastia seguramente sabes que esta puede llegar a ser muy dolorosa, ya que los senos agrandados usualmente se vuelven muy sensibles. Pues bien, para esos momentos donde el dolor es un problema, la mejor solución es aplicar compresas frías. El uso de compresas frías hará que las células nerviosas inflamadas se contraigan lo que reducirá la hinchazón y ayudará a minimizar el dolor.

Y es que las compresas frías además se disminuir inflamaciones, también reducen el flujo sanguíneo y causa un efecto analgésico en la zona en donde es colocada. Este método ha sido usado no solo por la comunidad médica sino también por deportistas en todo el mundo.

Ingredientes

Para construir tus compresas frías necesitarás:

Un trozo de tela fina o una compresa adquirida en una farmacia

Una toalla

Algunos cubos de hielo

Modo de preparación y uso

La forma en la que armarás tu compresa fría es bastante simple, solo toma la compresa y envuelve con ella los cubos de hielo asegurando que no tengan por dónde escaparse. Ahora envuelve la compresa con una toalla para aminorar el impacto del hielo sobre nuestra piel, ya que el exceso de frío puede quemarnos. Coloca la toalla con la compresa sobre el seno y déjala allí por periodos de un minuto. Repite este procedimiento al menos dos veces al día y verás cómo notarás una reducción considerable en el tamaño de tus senos.

Sin duda, las compresas frías pueden ser herramientas cruciales para reducir la hinchazón y el dolor, pero nunca debes aplicar hielo directamente sobre la piel.

Conclusión

Como puedes ver no necesitas salir corriendo a la farmacia para comprar medicamentos que además de ser costosos pueden afectar tu salud en el futuro, y por supuesto tampoco tienes por qué apostar por una cirugía que exponga tu vida si sabes que existen métodos tan eficaces que puedes encontrar en la naturaleza. Desde luego, el camino que recorrerás será mucho más lento, pero sin duda obtendrás grandes beneficios sin arriesgarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 2