Rozaduras de la piel y sus principales remedios naturales

Las rozaduras de la piel son unas de las afecciones cutáneas más comunes que podemos experimentar. Todos los días, nuestra piel está en constante rozamiento con la ropa y otros elementos de uso general. Casi que podríamos decir que presentar estas molestias es apenas normal con nuestro ritmo de vida. Por esto debemos incrementar las medidas preventivas y acudir a recetas naturales que nos alejen de este tipo de frotamientos.

rozaduras de la piel

Y es que es cierto que las rozaduras en la piel no son un problema grave. Sin embargo, debemos tener cuidado que no se nos desarrolle alguna especie de infección en la piel. Es necesario, entonces, tomar todas las medidas que estén a nuestro alcance para controlar este tipo de afecciones.

Generalidades de las rozaduras de la piel

Continuando con el tema, es bien sabido por todos que las rozaduras en la piel pueden ser bastante molestas y muy dolorosas. Hay varios factores que incrementan la posibilidad de manifestar esta clase de rozaduras. El calor, la sudoración excesiva, el material de la ropa y el sobrepeso son algunos de ellos. Las actividades diarias nos vuelven más propensos a padecer síntomas de frotamientos y a sufrir sus efectos.

Debemos ser muy precavidos con los productos que nos aplicamos en nuestra piel y que no retiramos por completo. Estos suelen formar capas de químicos que terminan por contribuir a formar fricción y por consiguiente rozaduras. Por ejemplo, el jabón de baño debe retirarse por completo para que no se vuelva un elemento nocivo para nosotros. Y más en partes de nuestro cuerpo que suelen ser muy propensas a padecer este mal.

Las rozaduras en la entrepierna, por ejemplo, suelen ser de las más comunes y angustiantes. Estas deben ser tratadas con delicadeza y evitar que se siga produciendo frotamiento en la misma parte. Por ello, necesitamos acudir a diferentes alternativas que nos brinden el bienestar deseado. Vamos a repasar algunas recetas naturales altamente recomendadas para combatir los efectos negativos de las rozaduras de la piel.

Las compresas frías

Este tipo de recetas caseras es de las más usadas y efectivas para tratar este tipo de afecciones. Puedes utilizar un paño limpio o una toalla acolchada. Lo que debes hacer es envolver algunos cubos de hielo en el paño o toalla. Luego, debes colocar la compresa fría en el área donde tengas la rozadura de piel.

Sostén la compresa en tu piel el mayor tiempo posible, lo que tu sensibilidad cutánea soporte. Este procedimiento reducirá considerablemente la zona enrojecida y producirá una buena sensación de alivio en la parte irritada. Al ponerte la compresa fría una o dos veces por día, incrementaras la efectividad de esta receta.

La capa de avena

Esta receta es tan curiosa como efectiva. La avena tiene la propiedad de humectar tu piel y calmar la irritación de las rozaduras. Lo que debes hacer es mezclar avena con agua, la cantidad de ambas suficientes como para que el producto sea un resultado consistente. Lo que debes fijarte es que la mezcla sea algo así como una pasta muy suave.

Ayúdate de algún artículo, como una cuchara, para untar suavemente la mezcla en la zona afectada. Deja reposar la combinación de avena durante unos veinte minutos. Luego, enjuaga suavemente la rozadura de la piel hasta retirar todos los residuos. Repite este proceso una vez al día, como mínimo.

Aceite de Oliva

El aceite de oliva es rico en contenido de vitamina E. Por esto es esencial para curar de la manera más rápida los frotamientos en la piel. También, es un poderoso humectante que puede aliviar mucho más rápido la irritación de la zona. Utilizarlo para tratar las rozaduras de la piel es realmente simple.

Primero te aconsejamos tomar un buen baño para que tu cuerpo quede completamente limpio. Inmediatamente, pon unas cuantas gotas de aceite de oliva en tu mano. Aplica muy suavemente en la parte donde se encuentre la rozadura, recuerda hacerlo con mucha delicadeza. Deja actuar el producto, se ira secando poco a poco.

Repite esta receta unas dos veces en el día hasta que comiences a sentir una notable mejoría.

Pasta de cúrcuma

La cúrcuma en polvo es una especia muy buena para tratar diversos problemas en la piel. Sus componentes internos se destacan por contar con efectos antiinflamatorias y anti-bacteriales. La cúrcuma puedes conseguir en cualquier tienda natural por lo que la receta es bastante sencilla de elaborar.  Solo necesitaras la especia indicada y un poco de agua.

Procede a mezclar una cucharada de agua con tres cucharadas de cúrcuma en polvo. Debes combinar hasta formar una pasta de buena consistencia. Aplica un poco de esta pasta en la zona afectada, directamente sobre la rozadura de la piel. Luego, cubre con un pañito limpio y deja actuar el producto durante 25 o 30 minutos.

Pasado el tiempo recomendado, debes enjuagar muy bien la zona con agua al clima. Cuida de no dejar residuo alguno de la pasta de cúrcuma. Repite este proceso de 2 a 3 veces por día.

La magia del aloe vera

Las tantas propiedades del aloe vera lo hacen uno de los remedios caseros de mayor aceptación en el mundo entero. Se utiliza para tratar muchos males, y si estos tienen que ver con afectaciones en la piel es el indicado. El aloe vera tiene propiedades cicatrizantes que son bastante beneficiosas para la piel.

Las sustancias que componen al aloe vera son las responsables de regenerar el tejido de la piel. Por esto se utiliza para tratar las rozaduras, las quemaduras a causa del sol, los cortes e irritación, entre otros. Para tratar las rozaduras de la piel solo debes conseguir una penca de sábila y extraer, con cuidado, su parte blanda. Esta es la parte que debemos aprovechar al máximo.

Ese cristal de sábila (aloe vera) lo debes poner en la parte de la piel donde se encuentra la rozadura. Deja actuar por 15 o 20 minutos, aproximadamente. Cuando retires el cristal no es necesario limpiar, los residuos de sábila son perfectos para calmar la irritación. Repite este procedimiento a diario, si es posible unas dos veces por día.

Puedes conseguirte un gel natural de aloe vera con tu proveedor de confianza. Si no puedes conseguir la penca de sábila, este gel te será de mucha utilidad. Utilízalo de la misma forma en que te recomendamos usar el cristal de aloe vera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


11 + = 16