Signos de alerta en el embarazo: ¿Cuándo acudir a urgencias?

El embarazo es una hermosa etapa en la vida de las mujeres, y de las familias en general. Es el cimiento principal que consolida una unión familiar. El inicio de un nuevo camino lleno de aprendizajes y muchas emociones. Sin embargo, cada embarazo es un mundo, por decirlo de una manera más práctica.

Esto quiere decir que no todos los procesos de gestación se viven de la misma manera. Algunas mujeres incluso manifiestan no sentir síntomas clásicos del embarazo. Tales como los usuales vómitos, nauseas, y mareos durante la etapa de gestión.

Sin embargo, así como hay casos de embarazos muy saludables, y libres de complicaciones. Hay otros que no corren con la misma suerte, y que terminan generando muchos contratiempos.

Es importante conocer qué tan normales son las manifestaciones que se presentan durante la gestación. Puesto que siempre hay un desequilibrio entre lo que es considerado normal, y lo que representa un verdadero problema.

Así mismo, te contaremos cuáles son los pasos a seguir para superar estas complicaciones. Y los factores que incrementan o disminuyen los peligros en cada situación.

Por último, te recomendamos desde De Todo en Salud, que consultes nuestra guía sobre Todo lo que necesitas saber del embarazo.

De esta manera, teniendo las instrucciones necesarias, podrás realmente entender tu proceso.

Si sientes que tu embarazo es realmente complicado, presentas síntomas adicionales a los habituales. O incluso percibes un cambio radical en tu gestación. Entonces no dudes consultar con un especialista en ginecología.

De igual manera, te revelamos algunos signos que podrían indicar que tienes una complicación. Ten en cuenta que conocer esto a tiempo podría ayudarte a entender cómo puedes superarlo.

En ocasiones aprender sobre los factores de riesgo, nos hace tener mejoras en todo el nivel de salud.

¿Cuándo acudir a urgencias por complicaciones en el embarazo?

Existen varias situaciones que pueden poner a prueba todo nuestro autocontrol. Signos que se manifiestan y al momento sentimos que algo no anda bien. Como también sucede en ocasiones que las mujeres se alarman por situaciones que realmente no son de riesgo.

Sabiendo esto, es importante aprender cómo podemos atender las urgencias en el embarazo. Y sobre todo comprender cuando una situación amerita realmente acudir a urgencias.

Te contaremos sobre estos factores organizados de menor gravedad a mayor urgencia. De esta manera, categorizados por necesidad de atención médica. Podrás entender cuál es tu situación. Al menos en el caso tal de que requieras una valoración médica por tener similitudes con estos signos o síntomas.

Si notas algunos de estos signos o síntomas en tu embarazo, entonces es posible que amerites ir a urgencias.

#1. Fiebre de más de 38 grados C°

Es importante que en la gestación la futura madre pueda tener tantos cuidados como sea posible. Esto incluye tener la intención de mejorar sus niveles de defensa. Ya que de esta manera será posible atacar una infección viral en caso tal de que se manifieste en el cuerpo.

Si notas que tienes fiebre por más de dos días seguidos, y recurres a tratamientos alternativos. Tales como tomar una ducha, colocar compresas de agua fría en la frente. Tomar una infusión, evitar la ropa ajustada, descansar, e hidratarse con responsabilidad.

Entonces, si con todo y esa prevención no percibes una mejoría. Será necesario que acudas a urgencias. O que al menos puedas consultar con tu especialista qué pasos seguir para solventar el malestar.

Ten en cuenta que una fiebre puede ser sobre dimensionada por algunas personas, pero en el embarazo los riesgos son mayores. Ya que el episodio febril podría generar daños en el feto. Y esto por supuesto, representa un riesgo considerable en el embarazo.

Sin embargo, le colocamos en un top de menor urgencia, ya que una fiebre, en la mayoría de los casos, puede ser tratada sin dejar estas secuelas.

#2. Vómitos excesivos

¿Deseas evitar las náuseas en el embarazo? Te contamos cómo puedes hacerlo, porque sí es posible lograrlo.

Muy bien, es importante entender que las náuseas se producen debido a que en el cuerpo de las madres se manifiestan cambios hormonales, físicos y emocionales.

La influencia de los cambios hormonales ocasiona que la madre desarrolle sensaciones molestas de náuseas.

Sin embargo, si notas que tienes episodios muy intensos de vómitos. Los cuales no se detienen bajo ninguna manera. Entonces será necesario que acudas a urgencias, o al menos le informes a tu médico sobre esta situación.

Algunas complicaciones como la ansiedad, la hipertensión en el embarazo, o la hiperémesis. Pueden estar estrechamente relacionadas con los vómitos.

Además, que no se descarta una infección gastrointestinal. Que aunque no produce directamente un daño contra el feto. Es una situación que debilita a la madre e interfiere directamente con el proceso de gestación. Lo cual por supuesto no es nada acertado. Sobre todo tomando en cuenta que el embarazo no es un proceso biológico sencillo de asumir.

embarazo madre feliz

Signos de mayor emergencia en el embarazo

Examina las siguientes consideraciones y determina si se relacionan con tu caso. De ser así acude a urgencias e informa a tu médico de confianza prenatal.

·         Dolor o sangrado en la micción: No es normal sentir dolor o sangrado en el momento de orinar. Esto no es algo habitual o saludable, por lo tanto. Es importante tener cuidados prenatales sobre todo al detectar una situación como esta. Podría ser sinónimo de muchas cosas, sobre todo de una infección urinaria.

·         Dolor al costado abdominal: Si tienes pocas semanas de embarazo y notas un dolor agudo en la parte baja del abdomen. Específicamente en la zona del costado. Entonces podría tratarse de un embarazo ectópico, en ese caso será importante acudir a urgencias. De lo contrario estaría en peligro la vida de la madre.

 

·         Sangrado o flujo constante: Este es un caso de gran urgencia médica. Si notas una hemorragia de mayor o menor cantidad, será importante tener asistencia médica. De igual manera sucede con el flujo vaginal. Incluso puedes tener flujo de diversos tonos nada saludable, lo que incluye flujo amarillo o verde.

 

No dudes en consultar con tu especialista si notas cambios como este en tu organismo. Es de gran importancia. No olvides que tu salud y la de tu bebé recaen en ti.

Casos que suponen una emergencia para el feto

Ahora te contaremos sobre las situaciones de emergencia que afectan directamente al feto. Es importante que tengas mucha comunicación con tu especialista médico. Recuerda que cada duda que tengas puede ser conversada y suplida.

Lo cual a su vez te ayudará a que evites estrés y ansiedad por tener dudas que no te han sido explicadas. No dudes nunca en manifestar tus inquietudes, miedos, o cualquier situación que no entiendas. Ten en consideración que muchas veces la prevención a tiempo puede salvar toda una vida.

Si tienes más de cinco meses de embarazo, y notas que tu bebé ha dejado repentinamente de moverse. Entonces será necesario que llames con urgencia a tu médico, y le alertes sobre la situación.

A su vez, tendrás que tener el apoyo de un acompañante de confianza, para tu traslado a urgencias. En donde el médico procederá a conocer el estado del bebé, y podrá descartar complicaciones en tu gestación.

Sin embargo, no dudes en acudir al médico. Si tu embarazo ha sido tranquilo, y el bebé no se mueve con tanta intensidad. Entonces es probable que el hecho de que deje de moverse no te cause tanta expectación. Sin embargo, igualmente tendrás que acudir a urgencias. O al menos acordar un encuentro con tu médico.

Por otro lado, si notas un derrame de flujo, es decir una solución gelatinosa cristalina o de tonos como amarillo. Debes acudir al médico, sobre todo si tienes aproximadamente siete o seis meses de embarazo.

Recuerda que podría tratarse de un embarazo de parto prematuro. Y de ser así, necesitarías estar en urgencia con ciertos cuidados. Para garantizar tu salud y la de tu bebé.

peligros en el embarazo relacionados con el FETO

Consejos para evitar las complicaciones en el embarazo:

  • ·         Consulta o informa a tu médico sobre cambios repentinos en tu embarazo.
  • ·         Descansa al menos 8 horas por día. Si tienes problemas para dormir también tendrás que consultarlo con tu médico.
  • ·         Consume alimentos saludables, pero no dejes de lado tu alimentación. Si pierdes el apetito come en menos cantidad, pero no dejes de alimentarte.
  • ·         No pierdas de vista tu hidratación. Siempre debes beber al menos cinco litros de agua por día. De lo contrario, podrás tener complicaciones al momento del parto.
  • ·         No faltes a tus consultas prenatales.
  • ·         Controla tu peso, el sobrepeso puede evitarse con una buena alimentación y también con ejercicio físico.
  • ·         Si vas a realizar ejercicio, coméntalo de manera previa con tu especialista. De esta manera podrás estar libre de complicaciones por esta actividad.
  • ·         Cuida y monitoriza tu hipertensión. Con esto puedes evitar o controlar problemas como la hipertensión en el embarazo.
  • ·         Evita el estrés, para ello puedes entrar a grupos de apoyo. Y eliminar aspectos tóxicos que se relacionen con tu día a día. Recuerda que debes estar muy bien por tu bien, y el bien del bebé.

Para concluir no olvides acudir siempre a urgencias cuando estés frente a situaciones de gran riesgo. Tal como te lo hemos comentado.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


73 − 63 =