Tu salud dental es mucho más que sólo tus dientes, ¿sabes la razón? Aquí te diremos cuál es.

Tener una buena higiene bucal, no sólo se basa en cepillarse los dientes tres veces al día, después de cada comida. Aunque es algo que aconsejan todos los odontólogos, lo cierto es que existen otros hábitos que resultan necesarios para cuidar de nuestra salud dental.

salud dentalEstos hábitos involucran no sólo a nuestros dientes, sino que tanto el cuidado de nuestras encías como el de nuestra lengua, contribuyen a mejorar nuestra salud bucal y la de todo nuestro organismo. A continuación te explicaré un poco más acerca de estos hábitos.

Hábitos que favorecerán tu salud bucal.

Desde que comenzamos hablar y hasta nuestra edad adulta, nuestros dientes nos ayudan a masticar nuestros alimentos, a hablar y a expresar nuestras emociones a través de sonrisas. Es por esto, que resulta importante cuidarlos y mantenerlos sanos en todas las etapas de nuestra vida.

Siguiendo estos consejos, podrás mejorar tu salud bucal:

  • Utiliza una buena pasta dental con flúor y procura cepillar muy bien tus dientes después de cada comida.
  • Haz uso del hilo dental, así podrás mantener mucho más sanas tus encías y evitar problemas graves como la gingivitis.
  • Cepilla bien tu lengua con tu cepillo de dientes, así no quedarán restos de comida en ella y podrás evitar problemas como la halitosis.
  • Evita las bebidas oscuras, cargadas de azúcar y el tabaco.
  • Visita a tu odontólogo cada seis meses y realiza limpiezas generales, al menos una vez al año.

Las visitas regulares al odontólogo resultan importantes, ya que allí ellos pueden observar mucho mejor los problemas que puedan haber en nuestros dientes y ayudarnos a resolverlos o a prevenirlos.

Son muchos los problemas que pueden surgir de una mala higiene y salud bucal. Tanto así que pueden afectar seriamente el funcionamiento de nuestro cuerpo. Es por ello que resulta fundamental estar al tanto de las consecuencias y enfermedades que ocurren al no tener una salud dental adecuada.

Problemas que ocasionan una mala salud dental.

  • Caries: Son el problema más común cuando existe una mala higiene bucal. Ocurren cuando el diente se deteriora, abriendo paso a otro tipo de complicaciones. Si un diente tiene caries profundas, se corre el riesgo de sentir dolor y malestar en el nervio recubierto por el diente. Todo esto sin contar con el riesgo de perder el diente para siempre.
  • Problemas en las encías: El sarro y la placa son los causantes de los problemas en las encías, que van desde el sangrado hasta la inflamación y la infección. Al no existir una higiene adecuada, las encías se ven afectadas y pueden también provocar la pérdida de los dientes.
  • Problemas estomacales: Cuando existen caries o infecciones en las encías, el estómago recibe todas esas infecciones en el momento en el que se ingieren los alimentos. Algo que afecta por completo a la flora intestinal.
  • Problemas del corazón: Se ha determinado que la gingivitis está relacionada estrechamente con los problemas del corazón. Por lo que una persona que la padezca corre un mayor riesgo de sufrir un infarto o problemas cardiovasculares, que una persona con una buena salud dental.

Cuidar de tus dientes habla mucho de cómo cuidas de tu cuerpo. Así que bríndate el cuidado que mereces.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


− 2 = 1